Caballetes: ¿qué modelo elegir?

Elegir el caballete de pintura que mejor se adapte a tus necesidades puede ser bastante difícil debido a la gran cantidad de modelos disponibles en el mercado.

Es por eso que Super 8 Distribución ha decidido establecer una práctica guía de compra que le permitirá elegir el equipo que mejor se adapte a las características de su actividad. También descubrirá una comparación de los productos de calidad y económicos actualmente más populares entre los artistas.

Caballete: ¿qué es?

El caballete es una de las piezas esenciales del equipo para todos los pintores. Se trata de un soporte que servirá para sujetar el lienzo mientras el pintor realiza su trabajo sobre él. Generalmente colocado en vertical, el caballete puede ser independiente o colocado sobre una mesa según el modelo, pero también en madera o metal.

También está disponible en varios tipos para satisfacer todas las necesidades, ya sea para uso en interiores o exteriores, en tableros pequeños o grandes, para pintar en horizontal o en vertical, basculante o no, telescópico o incluso con almacenamiento para accesorios. Así que hay algo para cada necesidad.

¿Cuáles son los mejores soportes de lona?

Super 8 Distribución te ayuda a encontrar un caballete de calidad a bajo precio ofreciéndote en esta comparativa los 5 modelos más vendidos del momento.

Caballete de taller Walimex Aluminio para lienzos de hasta 122 cm de altura.  (capacidad de carga aprox. 6 kg, portaescobillas, bolsa)
Caballete – walimex
Altura de 165cm
modelo de aluminio
Disponible en diferentes versiones
Puntuación: 18/20
24,90 €
Caballete de taller Walimex Aluminio para lienzos de hasta 122 cm de altura.  (capacidad de carga aprox. 6 kg, portaescobillas, bolsa)
Caballete – walimex
Altura de 165cm
modelo de aluminio
Disponible en diferentes versiones
Puntuación: 18/20
24,90 €

Mejor valor: Homcom – Caballete trípode de madera ajustable

Con una altura total de 150 cm y una anchura de 54 cm, este soporte de lona de madera de haya garantiza una gran estabilidad y una buena resistencia en el tiempo. Es plegable y permite el almacenamiento, además de un fácil transporte. El soporte inferior y superior de la pintura es ajustable según los deseos del pintor para proporcionar la máxima comodidad en el uso.

El mejor modelo económico: Aibecy – caballete de pintor profesional de pino

Deja volar tu imaginación y crea bellas obras de arte decantándote por este caballete de madera de pino con una altura de 150 cm. Será perfecto para albergar cuadros de distintos tamaños, de los cuales 110 cm será el máximo. Los soportes de lona son regulables, el material es muy ligero y la pata trasera se cierra fácilmente para optimizar el transporte.

El mejor modelo de gama alta: Mon Marte – caballete de mesa de madera

Para sus presentaciones, déjese seducir por este soporte de lona de mesa muy compacto diseñado en madera de haya de calidad robusta. Su pequeño tamaño te permite transportarlo fácilmente donde quieras y no abulta nada gracias a un sistema de plegado plano. Este pequeño caballete ofrece un espacio de 30 cm de altura para exponer pequeños cuadros.

¿Cómo elegir un caballete?

Según su tipo

Como los soportes de lona vienen en varios diseños, es importante determinar cuál será el más adecuado para su uso previsto, a fin de hacer una buena inversión. Por lo tanto, tenga en cuenta que para uso en interiores, le recomendamos que opte por un caballete de taller que será a la vez robusto y muy estable.

Los modelos de este tipo existen generalmente en 2 formas diferentes, a saber, soportes para cuadros de 3 patas o trípode, así como el caballete en forma de H. Los primeros son más prácticos en términos de almacenamiento y transporte, ya que son más livianos y plegables. En cuanto a estos últimos, tienen la ventaja de soportar lonas muy grandes gracias a su perfecta estabilidad.

Además, los pintores aventureros o los pintores especializados en la creación de cuadros de paisaje se animarán a elegir un soporte para pintar de exterior o de campo, dotado de patas telescópicas para adaptarse a todos los terrenos. También son plegables, livianos y están diseñados para ser fáciles de transportar. Otras versiones de soportes de lona nómadas, llamados caballetes de caja, están equipados con un espacio de almacenamiento integrado para permitir el almacenamiento de todo su equipo. Estos generalmente le permiten pintar vertical y horizontalmente según sus opciones. Y si es para trabajar en diferentes estancias o presentar pequeños cuadros, apuesta por el caballete de mesa que es compacto, ligero, fácil de transportar y muy práctico.

Dependiendo de su tamaño

El tamaño de tu futuro caballete de pintura también es un elemento fundamental a tener en cuenta a la hora de realizar tu compra. Para ello, MN te aconseja sobre todo que tengas en cuenta el espacio del que dispones, así como el tamaño de las lonas que piensas utilizar.

Cada modelo de caballete corresponde de hecho a un soporte de tamaño más o menos grande que se utilizará para alojar la pintura. Y aunque la mayoría de materiales de este tipo tienen un soporte regulable para adaptarse a todos los tamaños de lienzo, siempre habrá que comprobar el largo y ancho máximo que puede soportar el caballete.

Si los modelos más anchos permiten sostener lienzos muy grandes de más de 110 cm, los más pequeños te permiten trabajar solo en cuadros pequeños de 30 cm. Por lo tanto, su elección se hará de acuerdo con el uso que haya planeado, el tamaño de los lienzos sobre los que va a pintar, así como el espacio libre en su taller.

Según su materia

Los caballetes de madera son los más tradicionales y conocidos en cuanto a soporte de tela se refiere. En este caso, con un presupuesto ajustado, muy bien puedes optar por la madera de pino o de olmo. Este material es perfecto para cuadros pequeños y medianos. Por el contrario, si prefieres la robustez y calidad de la madera, apuesta por un soporte de lona en haya o roble.

Se trata de maderas macizas que aguantan muy bien el paso del tiempo y que además tienen la ventaja de poder soportar cuadros de gran tamaño. Y a pesar de un precio bastante elevado, este tipo de maderas también son muy resistentes a las manchas, a elegir barnizadas o aceitadas para optimizar la facilidad de mantenimiento. Sin embargo, cada vez son más los artistas que eligen caballetes metálicos que también tienen muchas ventajas, especialmente en términos de solidez.

Para apostar por la ligereza, por ejemplo, opta por un material de aluminio, mientras que un soporte de lona de forja irá muy bien en un taller por su peso bastante considerable y su bonita estética. De lo contrario, el acero inoxidable también es un material ideal para un caballete al aire libre.

Según sus opciones

De hecho, diferentes opciones pueden estar presentes en un soporte de tablero, promoviendo su practicidad, así como la comodidad del usuario. Para esto, nuestro sitio le aconseja, por ejemplo, que verifique sus opciones de inclinación, porque seguramente necesitará pintar de diferentes maneras.

Un modelo que te permita trabajar tanto en horizontal como en vertical será un material a preferir en este caso para que puedas hacer acuarelas, pinturas y dibujos al mismo tiempo. Los de altura regulable también son muy buenos productos, ya que se adaptan fácilmente al tamaño de su usuario. Para reunir todas tus herramientas y accesorios en un solo lugar, apuesta por un soporte de mesa con cajones de almacenamiento.

También encontrarás unos caballetes con iluminación que serán perfectos para exposiciones de interior. Los soportes para cuadros de hierro y madera maciza también serán más cómodos de mover si tienen ruedas para aligerar su peso. Y en cuanto a los caballetes de campo que tendrás que llevar con bastante frecuencia, opta por un modelo plegable, dotado de asa o asas.

¿Por qué elegir un soporte de mesa?

Para pintar cómodamente

La adquisición de un caballete de madera u otro material similar permite a todos los pintores beneficiarse de un material de calidad que les ofrece la ventaja de trabajar con comodidad.

En efecto, este tipo de soporte permite colocar el lienzo a pintar verticalmente, lo que da a la mano la posibilidad de estar completamente libre de sus movimientos, a diferencia del hecho de pintar sobre un soporte horizontal que bloquea la mayor parte de los gestos.

El hecho de trabajar en vertical evita también torsiones en el cuello y la espalda, ya que el pintor podrá realizar sus obras con la espalda erguida, tanto sentado como de pie. Además, la mesa se puede ajustar a la altura deseada para aprovechar una buena postura.

Disponer de equipos adaptados a sus necesidades

Tanto si eres un artista de estudio como si eres un aventurero, si estás acostumbrado a trabajar sobre lienzos grandes o pequeños, si necesitas pintar en un lugar fijo o en diferentes lugares, siempre habrá un soporte de lienzo adaptado a tu práctica.

Las numerosas variaciones disponibles en el mercado le permiten elegir el modelo que necesita, sean cuales sean sus necesidades.

Entre estabilidad, facilidad de transporte, varias opciones de ajuste, tamaño o incluso material de fabricación, no faltan elementos diferenciadores para encontrar el caballete de pintura que mejor se adapta a ti.

Para crear bellas obras.

El soporte de pintura es un equipo imprescindible si quieres crear bonitos lienzos de paisajes, retratos y cualquier otro tipo de pintura. Su mayor ventaja es permitir que el artista pinte desde diferentes ángulos y por lo tanto lograr obras de calidad con proporciones correctas. Optimiza el rendimiento del trabajo profesional, sobre todo porque su sistema basculante favorece un posicionamiento perfecto para aprovechar las diferentes condiciones de iluminación de la luz del día a lo largo del día.

¿Qué caballete elegir?

Si no tienes tiempo para comparar en internet, aquí tienes nuestra selección del TOP4 de los caballetes más de moda del momento, ofrecidos con una excelente relación calidad/precio.

Marabu 162500101 – Caballete de Mesa, Altura…
Caballete Viesap, Caballete Pintura 150CM, Caballete…
Caballete taller Walimex Aluminio para…
Caballete de presentación para panel de…

¿Cómo funciona un caballete?

Es un material de apoyo para pintar un cuadro. El caballete es generalmente autoportante gracias a una base en forma de H o incluso 3 pies, dos de los cuales están en la parte delantera y uno en la parte trasera para optimizar la estabilidad y permitir que el lienzo se incline. Todo lo que tienes que hacer es desplegar el caballete, luego colocar la pintura en su soporte, ajustar la altura e inclinación deseadas y comenzar a pintar.

¿Cómo doblar correctamente un caballete?

En general, un modelo de trípode se pliega fácilmente al acercar la pata trasera al riel principal. Sin embargo, existen otras versiones de este tipo que pueden plegarse en varios puntos de la estructura para obtener una herramienta muy compacta y fácil de transportar. Para ello, deberá consultar el manual de usuario del hardware.

¿Cómo montar un caballete?

Asegúrese de colocar las patas del caballete en un suelo plano para un modelo de estudio o consiga un soporte recto para un modelo con patas telescópicas. Si va a trabajar en acuarela, adopte una inclinación de 35°, contra un ángulo de 90 o 95° para la realización de retratos. Ajusta también la altura de la tabla sobre el soporte del raíl para que no sobrepase el nivel de tus ojos y elige una altura que se adapte a tu comodidad.

Última actualización super8distribucion.es el 28 de marzo de 2022

Deja un comentario