Cómo elegir el mejor rubor en 2022: la guía completa

Entre los productos de belleza para mujeres, el rubor es sin duda el más utilizado. Para un exitoso ritual de belleza diario, ármate con tu mejor rubor para lucir radiante por la mañana. Para encontrar un rubor que se adapte a tu complexión y a tu personalidad, es imprescindible tener en cuenta varios criterios. Aquí hay más información para ayudarlo a tomar la mejor decisión.

Los mejores rubores

¿Cuál es el mejor rubor?

Cuando se trata de encontrar el mejor rubor, la mayoría de las chicas se quedan indecisas. Para elegir un rubor de buena calidad, no solo debes basarte en la marca o el precio, sino en otros criterios. Tendrás que confiar en el color, la textura del rubor, la tez y tu tipo de piel. Para ayudarte a elegir, aquí tienes una amplia selección de los mejores coloretes.

1. Rubor en crema Max Factor X Miracle Touch



Este colorete en crema se adapta perfectamente a todo tipo de pieles y te aporta un brillo radiante. Si lo que buscas es disimular las imperfecciones de tu rostro, este es tu producto. Poseedor de muchas virtudes, es fácil de mezclar y se convertirá rápidamente en tu aliado de belleza diario.

Este rubor también es ideal para quienes quieren resaltar las líneas naturales de su rostro. Puedes aplicarlo con el dedo sin ningún problema y no hace falta ser muy preciso al principio.

Disponible a una relación calidad-precio muy atractiva, ofrece un resultado final fluido y auténtico.

2. L’Oréal Paris Life’s a Peach Peach Blush



Con este rubor melocotón , naturalmente tendrás un brillo saludable sin hacer demasiado esfuerzo. Además de su cautivador aroma a melocotón, este rubor te ayuda a colorear delicadamente tus pómulos. Se compone principalmente de ingredientes de origen natural y despierta suavemente tu tez.

Lo adoptarás rápidamente por su textura cremosa, sus extractos de melocotón y su facilidad de aplicación. Al ser de larga duración, es ideal para sublimar el cutis y dará la ilusión de que no llevas maquillaje.

Libre de comedogénicos, este rubor es adecuado para todas las mujeres, especialmente aquellas con piel sensible.

3. Avril Blush Certificado Orgánico Pearly Pink



Si a tus mejillas les falta color, definitivamente necesitas el rubor Pearly Rose que te servirá como tu segunda piel. Certificado orgánico, este rubor no tiene rival en suavidad y comodidad, lo que le permite adaptarse a todo tipo de piel.

Muy fácil de aplicar, es de larga duración y te dará un aspecto natural. Enriquecido con extracto de granada, hidrata ligeramente tu piel e ilumina tu rostro. Gracias a su textura suave y sedosa, es práctico y da un aspecto saludable a toda la piel.

Para aplicarlo puedes comenzar sonriendo y aplicando rubor con una brocha en la parte redonda de tus pómulos.

4. Elf Baked Highlighter Blush resaltador



Con este palisandro , puedes lucir genial y darle más brillo a tus mejillas. Su diferencia en la paleta de colores de oro rosa es un activo importante y le permite tener un aspecto natural. Como colorete en polvo compacto , es muy fácil de aplicar y aporta un toque resplandeciente a tu rostro.

Para agregar énfasis a tus pómulos, necesitarás un pincel que dibujas en el lado iluminador. El lado rosa brillante le dará el toque final de brillo a tu piel.

Gracias a su tamaño compacto, puedes llevar tu rubor iluminador contigo a todas partes.

5. Rubor Nars



Si buscas una prenda de alta gama, este rubor es recomendable por su larga duración, suavidad y calidez. Con una brocha para rubor , puedes aplicar fácilmente tu producto de belleza para darle luminosidad a tu rostro. Con su interesante color, puede adaptarse a todos los tonos de piel.

Su textura ligera también te dará un brillo radiante, sublimará tu piel y realzará el encanto de tu rostro. Imprescindible por la mañana en tu rutina de belleza, este producto te permitirá unificar fácilmente tu tez.

Su delicado color es ideal para todas las pigmentaciones y ofrece un acabado natural.

Criterios para comprar un rubor

sonrojo

Para elegir tu rubor entre los mejores productos de esta comparativa, será necesario basarse en diferentes criterios. Gracias a estos criterios de compra, podrás elegir el colorete que mejor se adapte a tus necesidades y a tu piel. Para más detalles, aquí están los diferentes criterios para comprar un rubor de buena calidad.

Texturas y características

La mayoría de los rubores en el mercado vienen en dos texturas, que incluyen polvo y crema. Al decidirse por una de estas texturas, será necesario tener en cuenta una serie de consideraciones clave. Entre estas consideraciones podemos citar tu tipo de piel, el efecto de maquillaje deseado o el resultado esperado. Dependiendo de la textura del rubor, aquí hay algunas características que puedes encontrar.

  • Polvo, ideal para pieles grasas, ya que es capaz de absorber el exceso de sebo. Lo ideal es aplicarlo con brocha y no con los dedos. Si el contorno es el efecto deseado, el polvo le dará más comodidad.
  • Crema, ideal para pieles secas, ya que es más hidratante. Si tienes la piel grasa, es mejor que la evites, ya que puede provocar un brillo desagradable. La crema ofrece resultados muy naturales y puede venir en forma de barras o cajas. Debido a su textura sólida, es difícil obtener un resultado uniforme.
  • Líquido para un look muy natural. Esta textura es adecuada para pieles jóvenes sin acné y para pieles secas.
  • Meteoritos o bolas que ofrecen una combinación de colores, ideales para diferentes tonalidades y efectos a través de la luz. Esta textura está recomendada para iluminar aún más el rostro. Para aplicarlo, es recomendable utilizar un cepillo de pelo natural.
  • Polvo mineral o polvo suelto, muy similar a un rubor.Aplicar con precaución , podría cubrir ligeramente tu brocha. Esta textura es apta para pieles grasas.

tonos de rubor

mejor rubor

Durante el proceso de selección de tu rubor, se recomienda comparar su tono con el tono natural de tu piel. A partir de ahí, podrás elegir un producto cercano a tu tono natural y no solo gastarás tu elección en la belleza de un color. El objetivo aquí es obtener un producto que resalte tu tez para un brillo más natural .

Si tienes la piel más clara, un tono rosa claro te sentará mejor. Para mujeres con tono de piel medio, lo mejor es optar por un color rubor con un tono rosa más oscuro como fucsia y naranja con reflejos dorados. Si tienes la piel de tez más oscura, los tonos rojo, terracota y dorado oscuro resaltarán más tu rostro.

Al elegir tu rubor, también podrás hacerlo en relación con la luminosidad que buscas. También puedes elegir según el color de tu cabello. Entonces, si tienes el cabello negro o castaño oscuro, los tonos marrones o bronce te irán bien. Los tonos naranja albaricoque , coral y melocotón van bien con el cabello castaño claro o rubio.

Rubor según el origen de sus componentes

A la hora de comparar rubores para comprar, también hay que tener en cuenta el origen de los componentes. Para ello, cabe señalar que la mayoría de los coloretes están compuestos por pigmentos y tintes sólidos. Muchos de estos compuestos son de origen natural, otros de origen artificial.

Así, algunos rubores pueden contener óxido de titanio o zinc que ayuda a cubrir la piel, mica o brillo. El caolín o el carbonato de magnesio también son compuestos comunes que ayudan a absorber la transpiración.

Los dermatólogos y los maquilladores profesionales aconsejan elegir un rubor que contenga minerales. Además de su alta calidad, protegen tu piel del sol. Su acabado mate es mejor y también más natural, no comedogénico. Dichos rubores son adecuados para todo tipo de pieles (secas, grasas, mixtas), ya que no contienen aceites.

edad de la piel

La edad de la piel es un criterio de selección decisivo y debes saber que con el tiempo, la piel pierde su elasticidad. Si tu piel está envejeciendo, se recomienda elegir un rubor del mismo color que tu base. Para evitar tener pómulos demasiado altos, asegúrate de mezclar bien tu rubor. Usar un rubor en crema te ayudará a tener un rostro radiante y santo con una hermosa apariencia juvenil.

Para las mujeres más jóvenes, deberán centrar su atención en un rubor capaz de resaltar sus activos. Por eso, con una piel joven, hay que elegir un rubor rosa, naranja o iridiscente . Estos tonos también pueden ser utilizados por mujeres mayores para rejuvenecer su piel. De hecho, un tono más fuerte te hace parecer mayor, por lo que es recomendable elegir tonos más claros.

Alérgenos potenciales

Las mujeres usan los cosméticos y los usan durante muchas horas en la cara. Por lo tanto, es esencial elegir un rubor que no dañe ni irrite la piel. Por tanto, para saber que un producto cosmético es inocuo para tu piel, tienes que aplicarlo en el interior de tu muñeca y dejarlo actuar durante 48 horas.

Al final de estas 48 horas, si no tienes ninguna reacción alérgica, significa que puedes seguir usando tu rubor. Aquí hay algunas cosas que pueden causar reacciones alérgicas:

  • Sombras de ojos perfumadas que contienen ingredientes perfumados que pueden ser irritantes
  • Conservantes, en particular parabenos, que se utilizan cada vez menos en las modernas líneas de productos cosméticos.
  • Productos de larga duración que pueden contener productos nocivos para la piel
  • Productos que contienen derivados del petróleo y parafinas
  • Metal o níquel cuya presencia en colores más vivos es regular. Las mujeres con piel sensible deben apegarse a colores más neutros y terrosos.

tipos de rubor

El rubor viene en diferentes formas y dependiendo de tu técnica de uso, tendrás que elegir un tipo de rubor adecuado para ti. Dependiendo de sus preferencias, puede elegir uno:

  • Colorete con textura en polvo que es el más popular. Hecho en polvo, este rubor viene en una sola bandeja o paleta. Fácil de usar, requiere el uso de un cepillo plano con mango largo y una mezcla en los pómulos. Es más adecuado para chicas jóvenes con piel mixta y piel grasa. Es mejor usarlo después de aplicar la base .
  • Colorete tipo crema con una textura similar a la de un bálsamo. Este tipo de rubor se puede aplicar fácilmente con los dedos o con una brocha punteada. Se encuentra en farmacias en forma de barrita. Se funde fácilmente con la piel y proporciona un efecto de luminosidad natural. Es apto para todas las mujeres y en especial para aquellas con piel madura o con piel seca. El colorete tipo crema se utiliza después de aplicar tu maquillaje habitual, sobre la piel bien hidratada. Para aplicarlo bien, utiliza el dorso de la mano y el dedo medio, dando golpecitos en el pómulo.
  • Colorete de tipo líquido, recomendado para personas expertas en maquillaje, ya que es complicado de utilizar. El rubor líquido se aplica con brocha y solo se necesita una gota para aplicarlo. Una vez seco, no es diferente de un rubor tipo polvo. Es más hidratante y aporta más color a la piel. Para ser aplicado directamente después de la crema de día, su rendimiento es más radiante y se recomienda para mujeres que apenas usan maquillaje. Para aplicarlo basta con poner unas gotas en la palma de la mano y luego calentar el rubor. Con una esponja biselada, aplique el rubor en los pómulos con ligeros golpecitos.
  • Colorete al horno muy intenso que se aplica con brocha húmeda o brocha grande. Será ideal para darle a tu rostro más frescura y claridad. Este rubor tiene la ventaja de combinar con la mayoría de los tonos de piel.

Preguntas frecuentes

💄1. ¿Es necesario el rubor para el maquillaje?

En nuestra opinión, el rubor, ya sea en polvo, crema o líquido, es un producto clave en la rutina de una mujer. Tonifica e ilumina rápidamente la tez todos los días del año. Especialmente en invierno, el rubor ofrece frescura y revitaliza tu rostro, especialmente si está apagado y cansado por la mañana. Si prefieres un rubor en polvo, por ejemplo, tendrás que asegurarte de usar una base antes para que el rubor cuelgue bien y se mantenga. Si prefieres el de crema, puedes mezclarlo con un colorete y aplicarlo sobre la piel desnuda sin necesidad de colgarlo.

El rubor también es necesario para una mujer, porque ayuda a afinar el rostro. De hecho, el uso del rubor es esencial si desea esculpir su rostro gracias a su color que permite corregir o afinar. Por lo tanto, puede rellenar sus pómulos y darles volumen aplicando el rubor en la protuberancia de la mejilla. Puedes afinar aún más tu rostro si es redondo optando por una paleta de rubores de alta gama con acabado mate.

El rubor también es necesario porque se adapta a todas las mujeres, independientemente del tono de piel. De hecho, este producto tiene la gran ventaja de resaltar diferentes tipos de colores de piel.

💄2. ¿Cómo aplicar el rubor?

Aplicar un rubor orgánico es un arte y depende de la forma de tu rostro. Es importante aquí proceder en pequeñas cantidades con un movimiento suave y ligero, evitando dejar rastros durante la aplicación. La aplicación estándar consiste en comenzar desde la parte superior de los pómulos hacia el hueco de la mejilla o desde la oreja hacia la mejilla para bajar a lo largo del pómulo.

Dependiendo de la forma de tu rostro, la técnica de aplicación variará ligeramente. No obstante, el rubor es un producto cosmético que se aplica sin mucha dificultad y se pueden utilizar diversas técnicas. Hay que tener en cuenta el efecto deseado y el tono de rubor que se utiliza.

💄3. ¿Cómo elegir el color del rubor?

Para elegir el color de tu rubor, debes enfocarte en tu tono de piel y el efecto deseado. Por lo tanto, si desea un aspecto natural, se recomendará un rubor idéntico a su tono de piel. Por otro lado, si quieres ser atrevida y optar por una apariencia atrevida, puedes elegir un rubor cuyo color sea opuesto al de tu piel. Por lo tanto, si tienes una tez cálida o clara y quieres tener un aspecto natural, un rubor rosa cálido (rosa pastel, rosa fucsia, rosa madera) te quedará bien. Se recomendará un rubor frío para una mirada atrevida y para un mejor efecto.

Si tienes la piel oscura, puedes optar por un rubor ciruela, naranja o rojo para iluminar tus hoyuelos y especialmente las zonas externas. Dosificando perfectamente los tonos, las chicas negras, latinas o mediterráneas podrán resaltar su tez. Al elegir un tono dorado, podrán resaltar la luminosidad de su rostro.

Si te cuesta elegir el color de tu rubor, debes saber que existen tonos que se adaptan a todo tipo de piel. Es el caso del color melocotón, coral o naranja que son tendencia actual.

💄4. ¿Dónde debo aplicar el rubor?

Hay áreas adecuadas para aplicar el rubor y estas dependen de la forma de tu rostro. Así, si tienes la cara alargada o rectangular, tienes que empezar desde la sien hasta llegar a la nariz, con el objetivo de reducir el largo de la cara.

Si tienes el rostro más bien redondo u ovalado y quieres adelgazarlo, tendrás que empezar por las sienes aplicando un poco de colorete en la parte superior del hueco de la mejilla. En otras palabras, tienes que aspirar las mejillas y aplicar el rubor a lo largo de los pómulos. Durante el proceso, se debe tener cuidado de difuminar hacia la comisura de la boca. Para ahuecar mejor las mejillas, también es necesario utilizar rubores menos coloreados y una brocha angulada que te permita marcar las líneas del rostro.

Para las mujeres con rostro en forma de corazón, la mejor manera de equilibrarlo es aplicar el rubor debajo de las manzanas de las mejillas y continuar hasta la línea del cabello, difuminando. Por otro lado, si tu rostro tiene forma hexagonal, da volumen a tus mejillas usando el mismo método. Aquí, se recomendará un rubor con dos tonos.

💄5. ¿Qué brocha usar para aplicar un rubor?

Para aplicar correctamente tu rubor y esparcirlo bien por el rostro, es fundamental utilizar la brocha adecuada. Aunque no se desaconseja el uso de los dedos, la elección de la brocha es importante y debe basarse en la textura de tu rubor, el tamaño de tus pómulos. Por lo tanto, si su rubor es en polvo, se recomienda una brocha aplicadora de cerdas naturales.

Para otras texturas, debes elegir otro tipo de cepillo de cerdas sintéticas, teniendo en cuenta la calidad de las cerdas. Estos deben caber cómodamente en la manga, no caerse, inflamarse o salirse por todos lados.

Dependiendo del tamaño de tus pómulos, tu cepillo debe adaptarse, ni demasiado grande ni demasiado pequeño. Independientemente de la marca, lo ideal es utilizar un cepillo en barra de buena calidad , biselado y de tamaño mediano.

💄6. ¿Deberías sonreír al aplicar el rubor?

Muchas personas recomiendan este truco en las redes sociales, no es prudente sonreír para aplicar el rubor. Por lo general, se recomienda sonreír para saber por dónde comenzar a aplicar el rubor. Pero este es un maquillaje paso en falso, el rubor se aplica en principio en los pómulos. El hecho de sonreír equivale a hacer que las mejillas se abulten al menos ¾ y colorea las mejillas. Obtenemos así un efecto no deseado al sonreír antes de aplicar nuestro rubor y así podemos despedirnos del deseado efecto mina radiante.

Además, si quieres lucir joven, tampoco es recomendable sonreír para aplicarte el rubor, ya que realzará tu rostro. De hecho, además de las arrugas y las líneas finas, mejorar tu rostro te hace lucir más viejo. Esto disminuye el volumen de tu rostro, fatiga tus facciones y envejece tu rostro.

Al sonreír antes de aplicar tu rubor, también provocarás líneas de expresión. A partir de ese momento, su producto cosmético ya no penetrará profundamente en sus líneas finas. Como resultado, la aplicación del rubor no será ni siquiera una vez que relajes tu rostro.

💄7. ¿Cuáles son los errores a evitar al aplicar el rubor?

Las mujeres cometen muchos errores al aplicar el rubor. Entre estos, podemos citar el uso de un rubor que no es apropiado para su complexión. Efectivamente, puede parecer elemental, pero es fundamental utilizar un rubor adaptado a tus necesidades. Sin embargo, muchas mujeres recurren a un rubor que no las resalta o que les aporta demasiado color. Para estar seguro de usar un rubor adecuado, debe confiar en diferentes criterios que incluyen su tipo de piel, su complexión, su edad, su personalidad, la estación, el color de sus ojos o el de su cabello.

Otro error común al aplicar rubor es poner demasiado. Aplicar demasiado material es un error de novato que debe evitarse por completo. Se puede corregir fácilmente quitando el exceso de rubor de tu brocha. Para ello, puedes reducir el exceso antes de la aplicación o después, en los pómulos.

Antes de la aplicación, simplemente toque el mango de la brocha contra un objeto sólido una vez que haya recogido algo de material. Otra técnica también es pasar el cepillo por el dorso de la mano varias veces para estar seguro de que no hay exceso de material.

Sin embargo, si notas un exceso de rubor en tus pómulos, simplemente usa una brocha limpia y difumina el exceso de material desde la mitad del pómulo hacia la sien. En cuanto al rubor líquido, esta técnica puede resultar complicada, ya que este rubor tiene una fijación fuerte. Así, lo mejor es comenzar depositando una o dos gotas en cada pómulo y luego aplicar. Si el resultado no es satisfactorio, puedes añadir material a continuación, hasta intensificar el colorete.

Deja un comentario