La mejor camilla de masaje del momento

Si bien la calidad de los servicios de masaje está en manos del masajista, aún es importante garantizar los estándares de los materiales utilizados, incluida la mesa de masaje.

Gracias a esta guía de compra, no se arriesgará a elegir su herramienta de trabajo al azar, ya que nuestro sitio le brinda todos los consejos esenciales para encontrar una mesa de masaje de calidad adecuada para su trabajo.

¿Qué es una camilla de masaje?

Como su propio nombre indica, la camilla de masaje es el principal equipamiento utilizado por todos los masajistas. Se trata de una mesa con colchón sobre la que se sienta el cliente, ya sea en posición sentada, semi-recostada o totalmente reclinada.

Por lo tanto, está disponible en diferentes modelos que se pueden adaptar a la práctica del masaje, la fisioterapia, la osteopatía o incluso a la profesión de esteticista. Este último también puede ser una herramienta fija o portátil según el uso que se le quiera dar, con diferentes tamaños y un nivel de comodidad específico para cada uno.

¿Cuál es la mejor camilla de masaje?

Descubre nuestra comparativa de los 5 mejores modelos de camillas de masaje del momento.

Camilla de masaje plegable TecTake Camilla de masaje portátil cosmética de aluminio + Estuche de transporte - varios colores a elegir - (Negro)
Mesa de masaje plegable – TecTake
210x95x90cm
En aluminio cosmético
Disponible en diferentes colores
Puntuación: 19/20
130,90 €
Camilla de masaje plegable TecTake Camilla de masaje portátil cosmética de aluminio + Estuche de transporte - varios colores a elegir - (Negro)
Mesa de masaje plegable – TecTake
210x95x90cm
En aluminio cosmético
Disponible en diferentes colores
Puntuación: 19/20
130,90 €

La mejor relación calidad-precio: mesa plegable profesional de Todeco

Aquí tienes una camilla de masaje plegable de calidad diseñada en madera de haya barnizada y PVC/PU. Está equipado con un reposacabezas extraíble y ajustable, así como con una bolsa de transporte para llevarlo a todas partes. Este último puede soportar un peso máximo de 250 kg y ofrece un gran confort gracias a un acolchado de 4 cm de espuma de calidad.

El mejor modelo barato: la cama de masaje portátil de TecTake

Fabricada en un diseño elegante con una cubierta de vinilo resistente al agua y al aceite, esta mesa de masaje de aluminio es plegable y permite un fácil transporte. Ofrece dos reposabrazos extraíbles, un reposacabezas extraíble, una cavidad facial extraíble, así como un acolchado de PVC 100% de 5 cm para una comodidad óptima.

El mejor modelo de gama alta: camilla de masaje plegable de 2 cuerpos naipo

Para aquellos que buscan lo más alto de la gama, esta camilla de masaje de piel ofrece todo el confort necesario para los clientes. Es regulable en altura gracias a un doble bloqueo en cada pie, dispone de cabezal regulable, dos apoyabrazos, un apoyabrazos, así como una funda de alta densidad de unos 5 cm.

¿Cómo elegir una camilla de masaje de calidad?

Según su estructura

Si la elección fuera solo una cuestión de gustos y preferencias, algunos elegirían fácilmente la madera, mientras que otros optarían por el aluminio. De hecho, la estructura de su herramienta de trabajo estará compuesta esencialmente por uno de estos dos tipos de material, o ambos a la vez. En cuanto a la madera, es sin duda el material más ecológico, excepto que es mucho más macizo y hace que la mesa sea más pesada.

Sin embargo, si tiene una preferencia particular por la apariencia de la madera, Super 8 Distribución le recomienda que elija haya, que es a la vez fuerte y más ligera. Por otro lado, la camilla de masaje de aluminio aporta un toque de modernidad a la estancia, sobre todo porque es un material mucho más ligero que la madera y también muy resistente, siempre que por supuesto sea aluminio de buena calidad. Nuestro sitio también le aconseja que prefiera este material en caso de que planee transportar su herramienta para cada una de sus sesiones de masaje.

Dependiendo de su tamaño y altura.

Las dimensiones de este tipo de equipos son muy importantes, tanto para la comodidad del masajista como para la del cliente.

Será necesario que las medidas de la camilla se correspondan sobre todo con tu morfología, para que puedas llegar fácilmente a todas las partes del cuerpo de la persona a masajear y que no tengas que hacer mucho esfuerzo para realizar todas tus gestos Eso sí, ten en cuenta que el ancho estándar de este tipo de aparatos es de entre 60 y 70 cm, lo que no impide que elijas una camilla de masaje de madera de 80 cm de ancho si eres bastante alto.

En cuanto al largo, la mayoría son de 185 cm, y más aún, te permitirá recibir a personas de diferentes alturas. Finalmente, presta mucha atención a la altura de tu herramienta, que generalmente varía entre 60 y 90 cm. Nuevamente, todo depende de su comodidad de uso y, por lo tanto, de su tamaño. Sin embargo, no dude en optar por modelos con altura ajustable si es necesario.

Según su peso

El peso de tu equipo es un criterio decisivo en tu elección, porque fácilmente te arrojarás sobre una mesa más o menos pesada según el uso que le vayas a dar. Si es para uso en gabinete, eso significa que su mesa no se moverá una vez que esté instalada.

Entonces se preferirá un modelo pesado ya que su peso será un indicador de calidad y estabilidad. En cambio, si inviertes en un equipo portátil, este debe pesar entre 10 y 16 kg para facilitar su transporte. Super 8 Distribución te aconseja, no obstante, que compruebes que realmente se trata de una camilla de masaje plegable de calidad, ya que algunos modelos sacrifican el largo y el ancho, o la calidad de los materiales de fabricación de la camilla para ser más ligera.

Según el grosor y la densidad de la espuma

Cada mesa tiene su propio grosor y densidad de espuma. Esta es la parte que garantizará esencialmente la comodidad del paciente y cuanto más tiempo tenga que acostarse la persona durante mucho tiempo, más suave tendrá que ser el colchón.

Lo ideal será entonces elegir una densidad bastante flexible de 25 kg/m3 en el caso de masaje para garantizar el confort del cliente, así como la vida útil del colchón, con un espesor de 7 a 8 cm. De hecho, una espuma demasiado firme no será muy cómoda para la persona masajeada y será más adecuada para una consulta osteopática. Nuestro sitio también recomienda que fije su mirada en una mesa de masaje de espuma viscoelástica, cuya espuma se adaptará a los contornos de cada persona masajeada y luego volverá a su forma original después de cada sesión.

Según sus opciones

La presencia de un reposacabezas desmontable es fundamental en la práctica del masaje. Es un accesorio que se adapta perfectamente a la morfología de la cara y permite al cliente apoyar cómodamente la cabeza allí durante mucho tiempo, sea cual sea la posición, lo que no ocurre con la cavidad facial.

También puede elegir una mesa equipada con reposabrazos o reposabrazos, siempre con el objetivo de proporcionar un confort óptimo a su paciente. Además, no descuides la posibilidad de regulación en altura para que puedas adaptar el nivel de la mesa según tus necesidades. La estabilidad de la herramienta también es un elemento importante, de ahí la importancia de un sistema de bloqueo de calidad en cuanto al ajuste de altura, así como la presencia de un material antideslizante en cada pata de la mesa.

¿Por qué comprar una camilla de masaje?

Para mejorar su enfoque terapéutico.

No hay nada más abrumador que no tener el equipo dedicado específicamente a su trabajo. Por eso es necesario que el masajista se dote de una camilla de calidad que le permita tanto ejercer correctamente su profesión, como recibir a sus pacientes con total comodidad.

Una simple camilla o una camilla hecha por uno mismo no serán adecuadas para la práctica del masaje, sobre todo porque generalmente no está permitido para este tipo de actividad, sobre todo si pretendes convertirla en tu principal fuente de ingresos. Todo su saber hacer no puede ser aprovechado y apreciado por los clientes si no dispone de una auténtica camilla de masaje profesional.

Para hacer masajes: oficina o a domicilio

Dada la gran variedad de modelos de camillas médicas de masaje que existen en el mercado, todos los profesionales de esta profesión pueden encontrar un modelo adecuado a su uso. De hecho, un masajista que trabaja exclusivamente en la oficina podrá obtener una mesa fija ya que ya no planea moverla. Y por otro lado, están las masajistas a domicilio que vienen a visitar a sus clientes para que puedan beneficiarse de su sesión de masaje a domicilio. Estos últimos se equipan con una mesa de masaje plegable de calidad que se puede guardar y transportar fácilmente en una bolsa especial.

¿Qué camilla de masaje elegir?

Te ofrecemos el TOP 4 de los mejores modelos de camillas de masaje del mercado.

promoción

Camilla de masaje plegable de aluminio TecTake…
Mobiclinic, Camilla de Masaje Plegable de Aluminio,…
promoción

Camilla de masaje plegable de aluminio TecTake…
BELTOM Camilla de Masaje 3 Zonas Clásica…

Los diferentes tipos de camillas de masaje

El modelo plegable

Se trata de una camilla de masaje con sistema abatible pensada especialmente para profesionales nómadas que deseen ejercer su profesión sobre la marcha.

Ya sea para realizar masajes en casa, en el trabajo o durante un viaje, este modelo ofrece una gran facilidad de plegado y desplegado. Ofrece una instalación simplificada y está fabricado con materiales ligeros para facilitar su transporte. Aunque es un material práctico para viajar, es criticado por su menor estabilidad en los modelos de primer precio.

El modelo fijo

Es el mejor modelo de camilla de masaje adecuado para practicantes en el consultorio. Según su tipo de ajuste, puede ser una camilla de masaje eléctrica, mecánica o hidráulica.

Es un modelo de equipo de alta gama, muy utilizado en centros especializados, fisioterapeutas, spas y otros. Se beneficia de una gran estabilidad y un confort impecable, algunos modelos incluso cuentan con espacio de almacenamiento para almacenar diversos productos necesarios para la práctica. Y aunque ofrece una bonita estética, su instalación requiere un gran espacio y su precio sigue siendo muy elevado.

¿Cuánto cuesta una buena camilla de masaje?

La camilla de masaje más sencilla y económica será un modelo plegable de reducidas dimensiones y pocos complementos. Puedes conseguir este tipo de equipos desde 150 euros si eres nuevo en tu negocio y no tienes un gran presupuesto, pero los precios pueden subir hasta los 500 euros.

En cuanto a las mesas fijas, la gama de precios es muy amplia y va desde los 250 hasta los 1000 euros para los modelos con ajuste manual. Las camillas eléctricas de masaje de alta gama se ofrecen entre 900 y 3000 euros. En cuanto a los modelos con ajuste hidráulico, cuente entre 1000 a más de 4000 euros.

¿Cómo usar una camilla de masaje?

Si acabas de recibir tu equipo, tendrás que empezar por montarlo correctamente. Esto se hará muy fácilmente si se trata de un modelo plegable. Para una mesa fija, necesitará más atención a los detalles y siempre puede obtener ayuda del manual de instalación del producto o de un profesional. Elija un lugar ideal en la habitación para que pueda acceder fácilmente a todos los lados para masajear todas las partes del cuerpo de su paciente. Luego ajuste la altura de la mesa según su comodidad e instale el reposacabezas, el reposabrazos y los reposabrazos si es necesario. No olvides proteger el tapizado de tu herramienta para mantener el tapizado en buen estado y garantizar la higiene de tus clientes.

¿Cómo limpiar tu camilla de masaje?

Para limpiar la tapicería de tu mesa, primero quita el polvo con un paño ligeramente humedecido. Luego use una esponja suave ligeramente empapada en agua jabonosa y frote suavemente. Terminar aclarando con agua limpia con un paño limpio y secar inmediatamente. Evite el uso de alcohol, disolventes, detergentes y quitamanchas que puedan dañar la piel sintética. Siempre es recomendable proteger el tapizado con una sábana o una funda de esponja.

Última actualización super8distribucion.es el 28 de marzo de 2022

Deja un comentario