Las 5 mejores bicicletas estáticas

¿Necesita hacer ejercicio de manera eficiente mientras se queda en casa?

¿No necesariamente quiere salir a correr al aire libre o ir al gimnasio para perder peso? Hay una solución: el ciclo indoor. Hoy te traemos una completa guía para elegir la mejor bicicleta estática.

El mercado de las bicicletas estáticas existe desde hace más de 30 años y es una alternativa accesible al gimnasio para deshacerse de los kilos de más. Pero con tantas marcas y tipos de bicicletas disponibles (verticales, elípticas, reclinadas), no es tan fácil elegir el modelo correcto.

Antes de comprar una bicicleta estática, piensa en definir tus objetivos deportivos. ¿Cuántas veces lo usarás por semana? ¿Cuál es tu determinación?

Suele pasar que sobrestimamos nuestras capacidades, y acabamos comprando el modelo superúltimo más caro que, al final, no se adecuará a nuestras necesidades.

Como generalización, podemos decir que las bicicletas más económicas tendrán características básicas, como resistencia ajustable y algunas opciones de programación. Los modelos de gama media serán de mejor calidad, menos ruidosos y más sólidos. Para los modelos de gama alta, encontrarás funciones muy avanzadas: cuadro de mando completo, programa de entrenamiento definido y varios niveles de resistencia.

¿Cuál es la mejor bicicleta estática?

Aquí tienes nuestra exclusiva selección de las mejores bicicletas indoor del mercado. No te pierdas nuestra guía de compra al final de este artículo para descubrir las características importantes a tener en cuenta antes de comprar uno de estos dispositivos para hacer la mejor elección.

A continuación te presentamos las mejores bicicletas estáticas:

1. Bicicleta estática Skandika Fitness Morpheus con ergómetro



Nuestra primera comparación con la bicicleta estática ergométrica de la marca sueca Skandika Fitness. El montaje del modelo se realiza de forma rápida y sencilla.

La bicicleta tiene 24 programas de entrenamiento diferentes para orientar sus esfuerzos, ya sea frecuencia cardíaca, vatios o calorías quemadas. También es posible crear un programa de entrenamiento individual.

La correa del monitor de frecuencia cardíaca viene con la bicicleta y le permitirá monitorear y controlar su frecuencia cardíaca durante el ejercicio. La consola LCD muestra la velocidad, el tiempo, las calorías, el pulso y la distancia recorrida.

Esta bicicleta es 2.0: tiene conexión Bluetooth, gracias a la cual puedes conectar tu teléfono o tablet y registrar tu rendimiento y progreso. Práctico, hay un soporte para poner tu tablet y entrenar mientras ves tu serie favorita.

Su peso es de 36 kg, para un peso máximo soportado de 120 kg. El volante pesa 12 kg. Las ruedas de transporte facilitan el movimiento.

Sus pequeños extras: relación calidad-precio, bluetooth, diversidad de programas.

 

2. Bicicleta Estática Kettler Axos Cycle P



Echemos ahora un vistazo a la bicicleta indoor Axos Cycle P. Esta bicicleta estática con un aspecto moderno y compacto será capaz de ser discreta en la habitación elegida.

Esta bicicleta utiliza un sistema de frenado magnético motorizado (consulte nuestra guía de compra al final del artículo).
Su pantalla LCD muestra 7 funciones, como tiempo, distancia, velocidad, cadencia y gasto de energía.

Están disponibles 12 programas de entrenamiento, que se pueden guardar para 4 personas diferentes: muy práctico si la bicicleta está destinada a ser utilizada por más de una persona.

Se incluyen sensores táctiles para medir la frecuencia cardíaca. Los pedales están equipados con correas para sujetar los pies, lo que añade un poco más de seguridad.

Su peso es de 35 kg, para un peso máximo autorizado de 130 kg. El volante pesa 9 kg.

Sus pequeños extras: Memoria para 4 personas, buena calidad.

 

3. Bicicleta de rayos X plegable Skandika Foldaway X-1000



En tercer lugar de nuestra prueba encontramos otro modelo de la marca Skandika, el Foldaway X-1000. Esta bicicleta estática es plegable y ocupa muy poco espacio, por lo que es ideal tanto si dispones de poco espacio como para entrenamientos individuales.

Su sistema de frenado magnético cuenta con 8 niveles de resistencia. Tiene sensores táctiles para monitorear la frecuencia cardíaca en una pantalla de cristal líquido.

En la consola a batería se podrá ver la medición de velocidad, tiempo, distancia, calorías y pulso, que son las funciones esenciales.

Su peso total es de 16,5 kg, para un peso máximo autorizado de 110 kg. El volante es mucho más ligero que los modelos anteriores: 1,3 kg. Tiene ruedas en la parte delantera para poder moverlo con facilidad.

Sus pequeños extras: ideal para espacios reducidos, plegable.

 

4. Bicicleta de ejercicio elíptica plegable TecTake

Esta bicicleta estática vertical de TecTake también es plegable, lo que facilita su almacenamiento o instalación.

Tiene 8 niveles de dificultad, ajustables mediante rueda en el dispositivo. La computadora de entrenamiento con pantalla LCD permitirá una fácil lectura para monitorear el rendimiento del usuario: tiempo, tramos de entrenamiento, velocidad, calorías y monitor de frecuencia cardíaca (integrado).

El sistema de resistencia es magnético y, por lo tanto, sin desgaste a largo plazo, pero también completamente silencioso. Los pedales son antideslizantes, al igual que los escalones, para una estabilidad óptima.

Su peso total es de 15 kg, para un peso máximo autorizado de 100 kg. El asiento es regulable y ajustable. Desafortunadamente, este modelo no tiene ruedas.

Sus pequeños extras: bajo precio, plegable.

 

5. Bicicleta de interior F-Bike 150/200B Ultrasport



Nuestra comparativa ya está llegando a su fin: encontramos a la bicicleta de interior Ultrasport F-Bike en el quinto puesto. Este es el modelo menos costoso de nuestra lista. Su instalación es muy sencilla y rápida.

Este modelo es plegable y funciona con el sistema de resistencia magnética que lo hace completamente silencioso. Están disponibles 8 niveles de resistencia, para poder entrenar y fortalecer el sistema cardiovascular. Estos niveles se cambian usando la rueda de ajuste.

Tiene una pantalla LCD que funciona con pilas, que muestra el tiempo de la sesión, las calorías, la velocidad, la distancia recorrida y la medición del pulso (sensor incluido).

Hay una estabilidad perfecta, lo que es raro en las bicicletas pequeñas. Su peso total es de 10 kg, y el peso máximo autorizado es de 100 kg.

¿Cómo elegir una bicicleta estática?

Sea cual sea tu elección al final, lo más importante es saber que todo las-mejores-bicicletas-estáticasdepende de tu motivación y tu voluntad. Las máquinas de fuerza te ayudarán a lograr tu objetivo, ¡pero tú tienes que hacer la mayor parte del trabajo!

Después de tener esto en cuenta, recomendamos bicicletas estáticas para personas que disfrutan del ciclismo en general y que no tienen problemas de espalda. Para un ejercicio cardiovascular óptimo, nada mejor que una bicicleta estática vertical. También son más fáciles de almacenar y no ocupan demasiado espacio: una opción perfecta para las personas que viven en espacios más pequeños.

Si priorizas la comodidad por encima de todo, o si tus problemas de espalda no te permiten entrenar tanto como deseas, recurre a una bicicleta estática semirreclinada. Quemarás tantas calorías como en una bicicleta estática, sin riesgo de lesiones físicas.

Sistemas de resistencia

En el corazón de cada bicicleta estática se encuentra una parte esencial: el volante, que se utiliza para almacenar energía de rotación. Más simplemente, es un disco de metal que generalmente se coloca en la parte delantera de la bicicleta, en lugar de la rueda. Imposible de ver a simple vista (oculta por la cubierta metálica), esta parte está conectada a los pedales gracias a la cadena, como en una bicicleta tradicional.

Con el fin de producir suficiente resistencia para una sesión de ejercicio de empuje, el volante se hace muy pesado (entre 40 y 50 libras), lo que hace que las primeras rotaciones sean muy duras. Esto significa que estará limitado por el peso de la rueda. Teóricamente, cuanto más aumenta el peso, más debe aumentar también el tamaño; afortunadamente, las nuevas tecnologías han hecho posible desarrollar bicicletas estáticas que utilizan un sistema magnético, utilizando los imanes para crear resistencia.

 

  • Resistencia mecanica

Las bicicletas estáticas de resistencia mecánica utilizan el principio de fricción para crear resistencia. Aquí, la resistencia se realiza por fricción: la correa está en contacto y roza la rueda de inercia, lo que genera la creación de la resistencia.

Este tipo de bicicleta es muy precisa y te permitirá elegir entre varios grados de resistencia (al igual que las marchas de una bicicleta tradicional). La desventaja es que este tipo de bicicleta es probable que se desgaste mecánicamente más rápido que las otras, y seguramente tendrás que cambiar la correa que está dañada.

Otro inconveniente es el ruido. De hecho, este mecanismo genera mucho más ruido debido a la fricción de la correa.

 

  • resistencia magnética

Las bicicletas de resistencia mecánica han sido durante mucho tiempo las más comunes en el mercado, pero la llegada de las nuevas tecnologías ha permitido que las bicicletas de resistencia magnética ocupen su lugar.

Estas bicicletas no se desgastan porque no hay fricción dentro del dispositivo ni contacto: utilizan la inducción electromagnética para crear resistencia. Cuanto más cerca se coloquen los imanes de la rueda mecánica, mayor será la resistencia. Por el contrario, cuanto más lejos estén los imanes de la rueda, menor será la resistencia.

Estas bicicletas son muy silenciosas y la resistencia se controlará con un simple botón.

 

  • La resistencia del ventilador

Estas bicicletas estáticas no cuentan con un volante, sino que utilizan un gran ventilador.

El ventilador está conectado al sistema a través de una correa. Su funcionamiento es muy sencillo: en cuanto empiezas a pedalear, el ventilador se pone en marcha. A medida que acelera, aumenta la resistencia del aire en las aspas del ventilador. Si quieres más resistencia, necesitas pedalear más rápido.

Un beneficio adicional: puedes sentir la brisa del aire proveniente del ventilador, que te refrescará durante tus entrenamientos.

Las diferentes categorías de bicicletas estáticas

Elegir una bicicleta estática como alternativa al gimnasio es un primer paso, siendo el segundo seleccionar entre los diferentes tipos de bicicletas disponibles en el mercado. ¡No es necesariamente tan fácil orientarse!

Hoy vamos a presentarles dos categorías diferentes de bicicletas estáticas:

  • la bicicleta estática: la más común, la que más se encuentra en el mercado. El movimiento es casi el mismo que en una bicicleta tradicional.
  • la bicicleta sentada/semirreclinada: una alternativa más cómoda a la bicicleta estática, para una mayor estabilidad.

Cada categoría tiene sus ventajas y desventajas, las cuales detallaremos a continuación.

La bicicleta estática o vertical

Como se mencionó anteriormente, estas bicicletas estáticas son las más populares desde los años 80. Hoy en día, estas máquinas son cada vez más modernas y vienen equipadas con características cada vez más impresionantes.

Pero antes de decidir comprar una bicicleta estática, hay algunos factores a considerar que realmente no tienen nada que ver con la bicicleta en sí.

Una de las principales ventajas de las bicicletas verticales sobre las reclinadas/reclinadas es el precio: normalmente cuestan mucho menos. Si tienes un presupuesto reducido, estas bicicletas te permitirán entrenar adecuadamente a un precio bajo.

Estas bicicletas no ocupan mucho espacio y, a menudo, se pueden plegar y guardar en un armario o en un rincón de la casa. Si no dispone de mucho espacio en casa, una bicicleta estática vertical sería una buena solución.

Ahora hablemos de la estabilidad en la bicicleta: los soportes verticales le permiten al usuario cierta flexibilidad sobre cómo sentarse en la bicicleta, lo que no es el caso en una bicicleta reclinada/semirreclinada. En resumen, te sentirás como en una bicicleta normal, y podrás ajustar el sillín y pedalear en posición vertical si lo deseas (esto fortalecerá aún más los músculos de las piernas).

Ahora quedémonos con la comparación entre la bicicleta estática y la bicicleta real: por desgracia, el asiento tampoco es muy cómodo. Si quieres pedalear por largos periodos de tiempo, ¡no necesariamente va a complacer a tu trasero! Por lo tanto, no recomendamos bicicletas estáticas para personas mayores o para personas con problemas de espalda o rodillas.

Finalmente, estas bicicletas tienen un centro de gravedad bastante alto, lo que significa que, en teoría, se vuelven inestables si las empujas con fuerza. No es probable que esto suceda muy a menudo, pero es importante tenerlo en cuenta.

La bicicleta estática sentada, semirreclinada u horizontal

Si eres de los deportistas a los que les gusta hacer ejercicio manteniendo cierta sensación de comodidad, ¡la bicicleta estática semirreclinada es para ti!

Su asiento es como una silla y ofrece un muy buen apoyo para la espalda. Además, la posición alargada de tu cuerpo mejorará la eliminación de posibles tensiones lumbares.

La posición sentada no es la única fuente de comodidad en esta bicicleta: a diferencia de la bicicleta estática, donde puedes agarrarte al manillar en la parte delantera, ¡aquí tienes las manos libres! Esto le permite leer, mirar televisión o incluso jugar uno de sus juegos favoritos.

Este tipo de bicicleta puede ser un poco menos cardioeficiente, pero quemará tantas calorías como si usara una bicicleta vertical. Y dado que estas bicicletas son más cómodas, es posible que tienda a hacer ejercicio durante períodos de tiempo más prolongados y, en este caso, queme aún más calorías. Además, si su cuerpo está acostado, sus piernas tendrán que trabajar aún más para contrarrestar la gravedad que en una bicicleta estática.

Deja un comentario