Las Mejores Cámaras Compactas – Bajo Presupuesto

Calidad fotográfica, flexibilidad artística, conectividad: es más relevante que nunca invertir en una cámara compacta económica, a pesar de la competencia de los teléfonos inteligentes.

Pero cuando se acerca a este mercado extremadamente técnico repleto de modelos, puede perderse rápidamente en la calidad de un modelo en comparación con otro. Esto se debe a que el punto más importante es más el uso que le vas a dar. Te ayudamos a ver con más claridad para tomar la decisión correcta la primera vez.

Los fundamentos de las cámaras compactas baratas

  • La conectividad WiFi o NFC puede ser un punto importante en una cámara compacta barata para compartir fotos más fácilmente.
  • Por el mismo precio, si dudas entre dos modelos comparables, elige el que tiene el sensor más grande.
  • La distancia focal determinará la versatilidad de tu cámara compacta y su capacidad de adaptación a todos los contextos.

Las mejores cámaras compactas baratas en 2022


Sony Cyber-Shot DCS-W800: la mejor cámara compacta por menos de €100

cámara-compacta-digital-sony-cyber-shot-dsc-w800

  • Ultra compacto
  • Sensor de 20,1 megapíxeles
  • precio muy bajo
  • Buena calidad de imagen
  • Batería extraíble
  • Enfoque automático lento
  • Solo vídeo de 720p

Por lo general, desaconsejamos encarecidamente comprar una cámara compacta barata por menos de 100 €. De hecho, en la mayoría de los casos, es probable que te encuentres con un modelo con mala calidad de imagen o con graves defectos en términos de durabilidad. Pero la DSC-W800 es una notable excepción en esta área. De hecho, es la única cámara compacta económica de menos de 100 € que ofrece un rendimiento tan satisfactorio y una calidad de imagen decente.

de un vistazo

  • 20MP – Sensor CCD de 1/2,3″ 
  • 100 a 3200 ISO
  • Lente de zoom de 26-130 mm F3.2-6.4
  • Estabilización de imagen óptica
  • pantalla fija de 2,7 pulgadas
  • Disparo continuo de 1 fps
  • Vídeo de alta definición: 1280 x 720
  • 125g. 97x55x21mm

Características

El primer punto destacable de esta económica cámara compacta es su reducido tamaño. De hecho, es uno de los más pequeños en esta comparación, solo mide 10 cm de largo y 2 cm de grosor. Tal como está, es incluso mucho más compacto que un teléfono inteligente.

Naturalmente, en este rango de precios hay una pantalla rodeada de botones físicos: algunos competidores ofrecen una pantalla táctil, pero por debajo de los 300 € se desaconseja encarecidamente. De hecho, si se puede tener a primera vista una sensación de calidad y practicidad, es mucho más deseable tener botones físicos resistentes y bien dispuestos que una mala pantalla táctil que reacciona mal o le falta legibilidad.

La pantalla, en el caso de la Sony DSC-W800, es particularmente pequeña. Con menos de 3 pulgadas, no facilita especialmente la navegación. Por otro lado, la disposición y la resistencia de los botones permiten limitar los errores al seleccionar los distintos menús, y el manejo es muy sencillo. El conjunto es de una calidad sorprendente por este precio.

Esta calidad de construcción, además, se encuentra en todo el dispositivo. Las piezas son macizas, e incluso la trampilla para acceder a los componentes desmontables da una muy buena sensación de solidez. Este es un punto particularmente importante, que ha provocado que muchos competidores del DSC-W800 vendido al mismo precio hayan perdido su lugar en esta guía de compra.

Otro punto destacable en cuanto a durabilidad, la batería y la tarjeta SD son extraíbles. Una batería de repuesto no es especialmente cara: es un activo innegable. De hecho, en dispositivos de este tipo, la batería es probablemente el primer componente que falla con la edad del dispositivo, incluso si lo cuida. La posibilidad de cambiarlo sin tener que tirar el dispositivo es una ventaja que se encuentra muy pocas veces.

Pero el aspecto que puede sorprender de una cámara compacta tan económica es la calidad de las fotos que toma. Por supuesto, no es el mejor dispositivo para tomas impecables en todas las situaciones, pero hay que admitirlo: la DSC-W800 no tiene fallas importantes.

Si tuviéramos que empezar con sus limitaciones, podríamos mencionar el sensor muy pequeño, un problema al que no está ajena la compacidad del dispositivo. De hecho, funciona mejor en entornos brillantes y puede tener dificultades para mantener los niveles de contraste y la precisión del color en entornos más oscuros.

Del mismo modo, el enfoque automático, un criterio de selección que tiene un impacto significativo en el precio final del dispositivo, también carece de capacidad de respuesta. Esto es tanto más desafortunado cuanto que es un punto más sensible para un compacto, desprovisto de un enfoque manual. En general, es bastante precisa, con un módulo de detección de rostros muy satisfactorio, pero el enfoque es más lento que en otras cámaras compactas mejores y más caras.

En cambio, en buenas condiciones, el rendimiento de sus 20,1 Mpx sorprende bastante por un precio tan bajo. Además de un bajo índice de aberraciones cromáticas, las fotos tienen un nivel de detalle muy satisfactorio. El modo manual te permite configurar todos los elementos básicos que te permiten ajustar la toma a tu entorno, pero el limitado margen de maniobra de esta económica cámara compacta puede frustrar a los más experimentados.

El punto sobre el que juzgamos el DSC-W800 es, por tanto, la calidad de la calibración de su modo automático. Efectivamente, esto es lo que se espera de un compacto de consumo: la capacidad de sacar su cámara y tomar una foto exitosa sin dificultad. Es el éxito del modo automático de Sony lo que le otorga un lugar en esta comparación.

La calidad del video se captura a 720p. Es un poco decepcionante, pero bastante estándar en este rango de precios. Los dispositivos que ofrecen una resolución más alta no ofrecen un mejor resultado: de hecho, este modelo está equipado con un módulo de estabilización digital común a toda la gama Cyber-Shot de Sony, y es particularmente efectivo. Esto conduce a un mejor resultado en movimiento y, en general, a un video de mayor calidad.

Veredicto

La DSC W800 de Sony es una cámara compacta económica, funcional, completa y seria. Las pocas limitaciones que presenta, todo explicado por su bajísimo precio, no son graves según el uso que se le quiera dar. Para fotos sin complicaciones y un modelo lo suficientemente compacto como para caer en el olvido, esta cámara es una de las mejores en relación calidad-precio en su categoría.


Sony DSC-W830: La mejor cámara compacta barata en cuanto a conectividad

sony-cyber-shot-dsc-w830-camara-digital-compacta

  • zoom óptico 8x
  • modo panorámico
  • Buena calidad de imagen
  • Batería extraíble
  • Ultra compacto
  • conectividad wifi
  • Solo vídeo de 720p

La Sony DSC-W830 representa los clásicos modelos de cámaras compactas baratas en la categoría que se venden en torno a los 120€. Es un rango de precios muy competitivo donde encontramos la mayoría de los gamas de entrada de las grandes marcas. Pero lo que lo hizo destacar tan claramente fue su versatilidad. Con una calidad de imagen superior a la W800, mejor conectividad y un atractivo zoom óptico, casi podría competir con la Canon IXUS por un precio mucho más modesto.

de un vistazo

  • 20MP – Sensor CCD de 1/2,3″ 
  • ISO 80 a 3200
  • Lente de zoom de 25-200 mm F3.3-6.3
  • Estabilización de imagen óptica
  • Pantalla de tipo fijo de 2,7″
  • Disparo continuo a 1 fps
  • Vídeo de alta definición: 1280 x 720
  • 122g. 93x52x23mm

Características

Ligeramente más grande que la DSC-W800, la 830 es, no obstante, una cámara compacta muy pequeña: cabe en la palma de la mano. De hecho, no es necesariamente el más adecuado para usuarios que tienen manos grandes y que pueden tener dificultades para manejarlo con una sola mano sin realizar falsas manipulaciones.

Sin embargo, al igual que la W800, esta cámara compacta económica lo compensa con una ergonomía inteligente. Los botones a la derecha de la pantalla son accesibles y claros, y ofrecen una resistencia satisfactoria. Siempre encontramos esta calidad de construcción que conocemos de los modelos de nivel de entrada de Sony y que hizo su reputación.

Su diseño también es más moderno y cuidado, Sony ha actualizado la fachada de la gama DSC con este nuevo modelo más elegante. Se recarga a través de micro-USB y, al igual que su predecesor, la batería es extraíble. ¡En términos de durabilidad, este es un activo innegable!

El zoom óptico se activa a través de los dos botones ubicados sobre el dial principal, en la parte trasera de la cámara. Con una amplitud de 8x, es el mejor zoom en una cámara compacta por menos de 150€. Es importante tener en cuenta en este punto que la gran mayoría de las cámaras compactas baratas, por debajo de un determinado rango de precios, dependen en gran medida del zoom digital, lo que degrada la calidad de la imagen. Un zoom óptico moviliza todo el sensor y, por lo tanto, no permite pérdidas en términos de detalle y precisión.

La ventaja de un zoom de alto rendimiento como este, combinado con un campo de 25-200 mm, es la posibilidad de disfrutar lo mejor de ambos mundos. El gran angular te permite hacer panorámicas más acertadas o fotos de grupo sin dificultad. El zoom le permite capturar los detalles más pequeños. Para una cámara compacta económica de consumo, esta es la configuración que recomendamos y ha ayudado a diferenciar a la W830 de sus competidores. En cualquier situación, estamos seguros de obtener una foto completamente correcta.

El enfoque automático es satisfactorio, aunque puede carecer de capacidad de respuesta en entornos más oscuros. Desafortunadamente, este es un pequeño defecto que se encuentra con frecuencia en los modelos menos costosos, es decir, menos de 200 €.

La calidad de las fotos es muy buena. La tasa de aberraciones cromáticas es aceptable, y la pérdida de detalle y nitidez en función del ISO está por debajo de la media a este precio. La configuración predeterminada, el modo automático, está correctamente calibrada y reconoce bien todas las situaciones. Ninguno de los modos tiene una debilidad particular que podría ser prohibitiva y limitar el uso de este dispositivo. También hay un modo manual completo que le permite configurar cada uno de los elementos de la toma, pero la navegación incómoda correrá el riesgo de desanimar a los fotógrafos convencidos.

Estabilización digital, refuerza una calidad de vídeo muy apreciable, aunque el formato de salida se limita únicamente a 720p.

Tenga en cuenta, finalmente, la presencia de conectividad WiFi que le permite transmitir sus fotos en su teléfono y cualquier otro medio a través de la aplicación Sony. Es una excelente opción que vemos aparecer a partir de 100-120€ y que cambia mucho en la lógica de uso de tu cámara. Tendrá menos ansiedad al descubrir que ya no tiene suficiente espacio en su tarjeta SD en medio de un viaje, por ejemplo. La aplicación de Sony, por otro lado, ha demostrado su eficacia y es particularmente fácil de usar.

Veredicto

En un dispositivo tan compacto, Sony ha logrado integrar un impresionante zoom x8, buena calidad de imagen y conectividad WiFi. Es impecable. Solo la calidad de video superior de la Canon IXUS, un poco más costosa, se lleva la delantera. De lo contrario, es un compromiso excelente a un precio bajo.


Panasonic LUMIX DMC-FT30: La mejor cámara compacta barata en cuanto a durabilidad y solidez

panasonic-lumix-dmc-ft30-camara-digital-compacta

  • Buena calidad de imagen
  • Impermeable
  • Ultrarresistente y duradero
  • Preajustes eficientes
  • Almacenamiento interno de 220 MB
  • Solo zoom óptico 4x
  • Solo vídeo de 720p

Si estás leyendo este artículo, ya te habrás dado cuenta de que tu smartphone tiene demasiadas limitaciones para competir realmente con una cámara compacta de buena calidad. Y uno de los argumentos que quizás haya notado es la cuestión de la solidez. De hecho, si principalmente toma fotografías al aire libre, durante caminatas, por ejemplo, la durabilidad y la calidad de construcción de una cámara son un punto importante. Eso es bueno, la Panasonic Lumix toma este camino: todo terreno, sólida, resistente al agua, está hecha para la aventura, sin sacrificar nada en términos de calidad de imagen.

de un vistazo

  • Resolución máxima 4608 x 3456
  • Píxeles: 16 megapíxeles
  • Tamaño del sensor 1/2,33″ (6,08 x 4,56 mm)
  • Tipo de sensor CCD
  • ISO automático, 100-1600 (alta sensibilidad: 100-6400)
  • Distancia focal (equiv.) 25 a 100 mm
  • Apertura máxima F3.9–5.7
  • Pantalla LCD fija

Características

La LUMIX es una cámara compacta compacta con ángulos pronunciados. Con sus colores brillantes, probablemente sea menos elegante que el gris metalizado de Sony o el negro mate de Canon; sin embargo, esta no es su mayor fortaleza en términos de diseño. No: su principal ventaja es que es perfectamente impermeable, resistente al polvo ya la inmersión. Prueba de ello es que incluso tiene una toma submarina.

Los controles son clásicos y accesibles. La ventaja de esta cámara, que es un poco más grande que la de Sony, es que el agarre es un poco más estable y los botones son más fáciles de operar con una sola mano. Esto es aún más importante ya que la facilidad de uso de LUMIX depende en gran medida de la posibilidad de cambiar de un modo a otro con un gesto, pero abordaremos este punto específico más adelante. La pantalla ofrece una legibilidad satisfactoria, aunque hubiéramos preferido ver menos espacio desaprovechado en su portour.

Si tiendes a olvidarte de volver a colocar tu tarjeta SD después de transferir tus fotos, te alegrará saber que este dispositivo tiene 220 MB adicionales de espacio de almacenamiento interno, lo que debería ser suficiente para más de 50 fotos.

En términos de calidad de imagen, el primer escollo es el zoom óptico, que está limitado a una amplitud x4. Más allá de eso, es el zoom digital el que toma el relevo, con la pérdida de detalle y nitidez en la imagen que conocemos. Del mismo modo, la resolución de la imagen está limitada a 16,1 MP. Este dato, aunque inferior al de las otras cámaras compactas económicas de esta comparativa, en realidad es mucho menos importante que el resto.

Efectivamente, a partir de 15Mpx, salvo copias muy grandes, no hay pérdida de calidad visual y la diferencia es francamente invisible a simple vista. Y como esta cámara compacta no está dirigida específicamente a profesionales, la información es anecdótica.

Por otro lado, podemos notar que la profundidad de campo de 25 mm es similar a la del W830, y que era un punto muy bueno para el uso del público en general.

El gran punto fuerte de LUMIX radica en la calidad del agarre. Es extremadamente fácil de usar y te permite divertirte rápidamente sin necesidad de conocimientos o herramientas gráficas. Con doce filtros creativos, uno puede explorar varias transformaciones de imágenes, algunas basadas en el aspecto de la foto, otras cámaras. Por ejemplo, hay un modo Time Lapse particularmente convincente y bien pensado.

Del mismo modo, los modos de disparo por entorno son un toque original y bienvenido: hay un modo nieve, que equilibra la calidad de disparo en entornos especialmente blancos, o incluso un modo submarino. Este último necesariamente moviliza el aspecto impermeable del dispositivo y abre perspectivas para tomar hermosas fotos durante sus sesiones de snorkel, por ejemplo.

La calidad de imagen está, en general, muy bien calibrada. Al navegar a través de los diferentes modos, es posible aprovechar al máximo lo que esta cámara compacta y económica tiene para ofrecer, todo sin esfuerzo.

Es cierto que las opciones de disparo más artísticas son un poco más limitadas que en el W830, pero los modos enfocados en el medio ambiente y los deportes son, hasta donde sabemos, únicos y bastante relevantes.

El modo de vídeo tiene un límite de 720p: una pequeña decepción que esperábamos dadas las muchas otras funciones que ofrece una cámara vendida por menos de 160€.

Veredicto

La LUMIX es una cámara compacta económica excepcional e interesante, que llamará la atención de los amantes del deporte, la naturaleza y los hermosos recuerdos. A diferencia de una Go-Pro, no se sacrifica nada en la facilidad de uso: también encontramos todos los códigos de una cámara compacta clásica, lo que facilita el inicio. Y todavía nos beneficiamos de una buena calidad de imagen en general. Este modelo construido para la aventura es el mejor en su categoría.


Canon IXUS 285 HS: La mejor cámara compacta barata de todas las categorías

canon-ixus-285-hs-camara-digital-compacta

  • zoom óptico 12x
  • Diseño compacto
  • Muchas características
  • Buena calidad de imagen
  • Vídeo FHD
  • Ráfaga de 2,5 fps solamente

Canon, en fotografía, esto ya es una buena noticia. Ya conocemos la gama IXUS por su formidable competitividad para principiantes. Y entre los pocos modelos que ofrece la marca, la 285 HS es simplemente la mejor cámara compacta económica: los compromisos son buenos, la relación calidad-precio excelente y hay muchas características cómodas para el uso diario, especialmente en términos de competitividad. .

Características

La 285 HS incorpora todas las buenas recetas del éxito de la gama IXUS en cuanto a diseño, con una línea compacta y elegante, pero sobre todo muy bien pensada. En comparación con los modelos de Sony, que fueron criticados por ejemplo por el agarre menos cómodo debido a su pequeño tamaño, la IXUS ha encontrado un desfile. Es un poco más ancha en la empuñadura, lo que sin afectar su compacidad, es mucho más cómoda de usar.

La pantalla de 3 pulgadas también tiene un mayor nivel de resolución que las cámaras compactas de bajo costo anteriores en esta comparación. Los botones son accesibles y claros, con dos teclas de conectividad que se pueden activar sin tener que pasar por un menú. Es exactamente este tipo de practicidad lo que buscamos cuando queremos tomar una foto en el momento, sin llevar la delantera.

De hecho, existe un modo Wi-Fi, particularmente práctico para una buena conectividad entre el dispositivo y un teléfono inteligente o una PC, por ejemplo. Pero también un chip NFC, que funciona según el mismo principio que el pago sin contacto, y que garantiza la transferencia de archivos con un teléfono inteligente equipado con esta tecnología en un instante y con un mínimo de clics.

Uno de los elementos que ha permitido que la IXUS sea tan competitiva en el mercado de cámaras compactas económicas es también la calidad de su aplicación complementaria, que es particularmente intuitiva y receptiva.

Este aspecto asequible, fácil de manejar, también se encuentra en las características técnicas de este dispositivo. El zoom óptico es de una amplitud x12, muy por encima del x8 de los dispositivos básicos de Sony. Con la bonificación del zoom digital, alcanzamos un máximo de x48, lo cual es bastante inusual para una cámara compacta barata. La resolución es de 20.2MP, que es mayor o igual a la mayoría de los teléfonos inteligentes de consumo. Como mencionamos anteriormente, este no es el dato más interesante en términos de calidad de imagen.

Más allá de esta información bastante básica, los modos creativos son particularmente emocionantes en la IXUS. En términos de facilidad de uso, la 285 HS es una máquina pequeña y agradable. La opción Smart Auto, por ejemplo, toma varias fotos y selecciona automáticamente la mejor, o incluso combina ciertos aspectos de una foto para que se vea mejor en el primer intento.

Para principiantes completos o usuarios ocasionales que desean resultados por encima del estándar con poco esfuerzo, esto es lo que recomendamos buscar. Disparo fácil y sin complicaciones. Solo lamento, de hecho, lo que se deriva de su aspecto público general: la ráfaga es un poco limitada si lo comparamos con otros dispositivos en este rango de precios, con solo 2.5fps.

El video se captura en Full HD y no en 720p: una mejora muy apreciable, especialmente porque este dispositivo también tiene una estabilización digital efectiva y una grabación de sonido mono de bastante buena calidad.

Veredicto

Estás buscando hacer hermosas fotos con el mínimo esfuerzo y, sobre todo, presupuesto: la IXUS 285 HS ofrece mejores resultados que las otras cámaras compactas económicas en esta comparación, y esto por menos de 200 €. Fácil de manejar, eficiente y conectado, eso es todo lo que esperamos de este tipo de producto.


Canon PowerShot SX620 HS: La cámara compacta barata con el mejor zoom óptico

canon-powershot-sx620-hs-camara-digital-compacta

  • zoom óptico 25x
  • Pantalla LCD de alta resolución
  • Buen agarre
  • Excelente conectividad
  • Un poco más grueso que otros.

En este rango de precios, es Canon quien domina a sus competidores. Con un espíritu ligeramente diferente al de IXUS, la gama PowerShot tiene otros trucos bajo la manga, incluido un asombroso zoom óptico de 25x que aplasta por completo a la competencia en este rango de precios. Un poco menos compacto, un poco más serio, igual de conectado: veamos qué nos depara.

de un vistazo

  • 20MP – Sensor BSI-CMOS de 1/2.3″ 
  • ISO 80 a 3200
  • Lente de zoom de 25-625 mm F3.2-6.6
  • Estabilización de imagen óptica
  • Pantalla de tipo fijo de 3″ 
  • Disparo continuo a 2,5 fps
  • Vídeo Full HD: 1920 x 1080
  • Inalámbrico incorporado
  • 182g. 97x57x28mm

Características

La PowerShot es una cámara compacta económica que es un poco más grande que el promedio. Si su ancho es comparable, podemos notar que es notablemente más grueso que el Sony o el Canon IXUS por ejemplo: y por una buena razón, tuvo que guardar su espectacular zoom óptico en algún lado.

Si es menos cómodo deslizarlo en el bolsillo del pantalón, este grosor le da un agarre un poco más firme y cómodo, sobre todo porque el dedo se apoya en un agarre en la parte delantera que ayuda a mantenerlo.

La carcasa exterior da testimonio del movimiento de gama alta de Canon, con una mezcla de plástico mejorada con metal, especialmente en las partes más frágiles, lo que sugiere una mayor durabilidad.

La pantalla LCD de 3 pulgadas también es de muy buena resolución. Por supuesto, en este rango de precios todavía no nos beneficiamos de un modo táctil, pero como ya hemos dicho antes, es bastante preferible.

A la derecha de la pantalla, hay, como en la IXUS, botones de conectividad accesibles, con un modo WiFi y NFC, nuevamente muy bienvenidos para el uso diario. La autonomía de la batería -extraíble- tampoco se queda atrás con el mejor resultado de esta comparativa: aproximadamente 295 disparos por recarga.

Parmi les éléments qui font figurer le PowerShot dans une catégorie plus sérieuse des appareils photo compacts pas chers, on notera également que le flash n’est pas intégré à la façade de l’appareil : il s’agit d’un pop-up sur La parte de arriba.

Pero lo que más llama la atención en este apartado es la extraordinaria calidad del zoom óptico x25, todo un récord en este rango de precio. Es muy difícil hacerlo mejor en un compacto de menos de 400€ y mucho menos vendido a un precio inferior a 200€. El zoom digital puede hacerse cargo sin una pérdida notable de calidad de imagen hasta x50 y hasta x100 cuando se combinan los dos. Está al nivel de la mayoría de los híbridos de nivel de entrada, ¡pero se vende por más de 100 € más caro!

La distancia focal de 25-625 es particularmente versátil y ofrece oportunidades de disparo muy variadas, incluidas macros muy buenas; sin embargo, este punto es la gran debilidad de las cámaras compactas, especialmente las económicas.

Esta proeza se la debemos a un procesador DIGIC 4+, patentado por Canon para su gama PowerShot, que equipa la mayoría de sus modelos.

Los modos creativos no se quedan fuera, con multitud de opciones de personalización en la toma, con un modo manual completo. Es cierto que su uso no es tan simple como el LUMIX, por ejemplo, que ofrece modos más específicos y listos para usar, o el Smart Auto de la IXUS, pero incluso los novatos sabrán cómo navegarlo y obtener buenos resultados de todos modos.

Como en el otro modelo de Canon, la calidad del vídeo se captura a Full HD y no a 720p, lo que de nuevo constituye un muy buen argumento a su favor.

Veredicto

La PowerShot es una cámara compacta barata, interesante y muy agradable de llevar en la mano. Si quieres explorar la fotografía más como un hobby con una compacta, este es sin duda el modelo que te recomendamos: más flexible en su uso, muy serio en su renderizado y lleno de buenas sorpresas, está realmente en la frontera entre lo mejor de la entrada y gama media.


cámara compacta (1)

Guía de compra: todo lo que debes saber sobre las cámaras compactas baratas antes de comprar una

Facilidad de utilización

Una cámara compacta barata está generalmente dirigida al gran público y, en cualquier caso, tendrá carencias que no escaparán a la atenta mirada de los profesionales. A medida que se asciende en los rangos de precios hay notables excepciones, pero por debajo de los 200€ el público objetivo es claramente novato o amateur y busca sobre todo renderizado de calidad con el mínimo esfuerzo e inversión.

Es por eso que en esta comparación preferimos modelos que ofrecieran modos de disparo flexibles, fáciles de manejar y que al final tuvieran el mayor impacto en la calidad de la foto; pensamos, por ejemplo, en Smart Auto de la IXUS.

Estas herramientas de optimización automática, que se encuentran en muchas de las mejores cámaras compactas de alrededor de € 150, son una prioridad cuando busca el modelo adecuado para usted.

Presta atención a estos modos, a menudo destacados por las marcas, que realmente tendrán un impacto en la comodidad de usar tu dispositivo a diario.

tamaño del sensor

Ojo, el tamaño del sensor no tiene relación con la cantidad de Mpx -o megapíxeles- que determina la resolución final de la foto. El sensor sensorial de una cámara compacta es el componente electrónico que captará los fotones emitidos por la escena.

Cuanto más grande es, más fotones recibe: por eso, las cámaras equipadas con sensores grandes ofrecen tomas más interesantes en entornos oscuros, en particular.

En las cámaras compactas, a fortiori económicas, los sensores suelen ser muy pequeños, entre los más pequeños del mercado, de ahí el rendimiento perfectible del enfoque automático o las tomas nocturnas. Por otro lado, hay algunas excepciones notables, como la PowerShot.

Si tienes que decidirte entre dos modelos aparentemente idénticos, este es el criterio que debe guiar tu elección final.

Durabilidad

Una cámara compacta se maneja a menudo y en todos los contextos. Se espera que sea resistente a los caprichos de la vida, aunque no sea caro. Si este criterio a veces es difícil de evaluar sin tener el modelo en la mano, algunos puntos pueden guiarlo.

Por ejemplo, la presencia -o la posibilidad de instalar- de una muñequera es un buen punto. También apreciamos cuando la marca ofrece una pequeña bolsa de transporte, como es el caso de Canon en esta comparativa, por ejemplo.

También podemos notar el uso del metal en el diseño, lo que presupone una mejor longevidad en general. Otras marcas, como Panasonic, también destacan la impermeabilidad y la resistencia al polvo de su gama LUMIX, si estos son los contextos de uso que crees posibles, es buena idea invertir en ellos.

Finalmente, más allá de los golpes, el primer componente que se estropea en una cámara compacta barata es la batería. Es por eso que hemos favorecido sistemáticamente los modelos que ofrecen la posibilidad de quitar y cambiar la batería sin esfuerzo.


FAQ: respondemos a las dudas que tengas sobre cámaras compactas baratas

¿Cuánto cuesta una cámara compacta?

No recomendamos comprar una cámara compacta por menos de 100€: en estos casos, sin duda, un smartphone será más cómodo de usar o incluso, según tu modelo, de mejor calidad. Sobre todo porque estos modelos menos costosos, además de presentar limitaciones técnicas a la calidad de la toma, son generalmente más frágiles, con la notable excepción de los modelos de Sony.

Las mejores cámaras compactas baratas suelen rondar los 150-200€, que es un punto de equilibrio para encontrar los mejores modelos de las grandes marcas.

¿Cuál es la mejor marca de cámara compacta que ofrece modelos económicos?

Las principales marcas de cámaras (Panasonic, Canon, Nikon, Fujiflim…) son en realidad muy similares y compiten tanto que sus modelos suelen ser muy similares.

Lo que plantea más dudas es el mejor alcance, y es el uso que pretendas hacer de tu cámara compacta lo que determinará la respuesta. Las gamas generalmente insisten, de una a otra, en diferentes aspectos y usos.

Por ejemplo, la IXUS de Canon está más orientada a la calidad de imagen sin esfuerzo, mientras que la PowerShot ya ofrece un rendimiento más serio y una mayor flexibilidad para el uso artístico.

¿Cuándo deberías cambiar tu cámara?

Hay dos respuestas posibles: cuando tienes la impresión de que el tuyo está un poco atrasado en términos de tecnología -conectividad, rendimiento…- o cuando quieres subir de categoría o cambiar de uso.

Los modelos de cámaras compactas más recientes y económicos, equipados, por ejemplo, con conectividad NFC, pueden revolucionar el uso del dispositivo al compartir su contenido de manera más fácil e instantánea.

Es incluso en este punto, además de la calidad de imagen y la flexibilidad artística que ofrecen, que las cámaras compactas baratas siguen ofreciendo una competencia feroz a los smartphones por un precio mucho más bajo.

¿Dónde comprar tu cámara compacta a bajo precio?

Debido a que cada gama y cada modelo se adaptará a diferentes usos, y dado que las cámaras compactas son una inversión de varios años, es recomendable que hagas tu idea en línea, donde tendrás más opciones y la opinión de los expertos.

Los modelos expuestos por las grandes marcas del retail son, en general, demasiado escasos, y es difícil saber con precisión a quién van dirigidos y por qué razón: ¡difícil navegar en estas condiciones, frente a modelos que van de los 100 a los 1200€!


También para leer:

 

Deja un comentario