Los mejores whiskies de turba



El whisky de turba es uno de esos alcoholes que no dejan indiferente a nadie.
Algunos adoran; y los verdaderos aficionados no se inmutan, los mejores whiskies de turba son una de las experiencias gastronómicas más intensas. En un ámbito tan subjetivo como el del gusto, no es fácil identificar con precisión a quienes componen la lista de los mejores whiskies de turba. Uno podría confiar en los grandes premios otorgados, pero no siempre reflejan la popularidad, la disponibilidad o la relación calidad-precio de una botella. Entonces podríamos medir esta calidad en las mejores ventas; sería perder algunas perlas, producidas en pequeñas cantidades, que sin embargo merecen ser conocidas.

Así que sin pretender que esta lista sea exhaustiva o que nuestras distinciones sean las mismas que las de todos, hemos establecido que estos ocho whiskies de turba son, a su manera y en su categoría, los mejores. Para quien ? Para alguien a quien le gustaría experimentar el sabor distintivo de este licor rico y ahumado sin sorpresas desagradables, o sin tener una idea equivocada. Para un aficionado que desee ampliar su horizonte. O, y esto es muy probable, hacer un regalo sin equivocarse del todo.


Los puntos esenciales de los whiskies de turba

  • Distinguimos, en los whiskies de turba, el sabor a humo y el sabor a turba, que son complementarios pero no excluyentes. Un whisky puede ser muy turbio y ligeramente ahumado, y viceversa.
  • Tradicionalmente, los whiskies de turba se destilan en las islas de la costa oeste de Escocia, y estas son las más reconocidas, sin embargo, también se pueden encontrar producciones raras en España, Japón o Estados Unidos.
  • Para un regalo básico que seguro gustará, planifique entre 40 y 50€. Para un regalo más prestigioso, puedes ofrecer un Islay – Lagavulin, Bowmore, Caol Ila – entre 70 y 110€.

Los mejores whiskies de turba


Rebajas
Talisker 10 años, whisky escocés single malt, 700 ml
  • Un clásico de Talisker, un whisky single malt de la isla de Skye
  • Talisker 10 años es el whisky por excelencia de la familia Talisker, recientemente galardonado con doble medalla de oro por cuarto año consecutivo en la San Francisco World Spirits Competition 2020
  • Destilado dos veces y envejecido un mínimo de diez años en barricas de roble americano, la primera destilación brinda la complejidad y el toque de pimienta a este whisky
  • Sabores suaves y ahumados y marinos, ligeramente picantes con una sensación reconfortante al final
  • El sutil toque ahumado de Talisker 10 años es para disfrutarlo solo o con hielo

Cuando hablamos de whisky de turba, especialmente por debajo de la barra simbólica de los 50€, el Talisker de 10 años está en boca de todos. Y por una buena razón: si no es el whisky más original, ni el más turbio, ni el más potente, constituye una especie de medidor estándar que permite a muchos aficionados dar sus primeros pasos en este mundo del gusto. Su receta original y sus métodos de elaboración, casi inalterados desde el siglo XIX, lo convierten en una apuesta segura y una muy buena puerta de entrada para descubrir el whisky de turba.

La destilería

La destilería Talisker es la más antigua de la isla de Skye y la última que sigue en funcionamiento en este trozo de roca frente a la costa oeste de Escocia. En esta isla sublime que atrae a muchos visitantes por sus paisajes de turba y su clima espectacularmente caprichoso, Talisker se estableció desde 1830 y perpetúa los métodos tradicionales de fabricación.

La turba proviene de la propia isla, lo que le da a su whisky de turba un sabor único, distinto y muy apreciado. Continúan enseñando artesanía, como el washback o la condensación del whisky a través de una serie de tubos fuera de la destilería, enfriados naturalmente por el aire escocés.

Os animamos a echar un vistazo a estas instalaciones casi bicentenarias, que presagian un whisky de turba excepcional.

Nariz y sabor

La particularidad de Talisker de 10 años es su frescura y su fragancia potente y ligera en nariz. Este whisky con turba primero da acentos de pera o cáscara de manzana, bajo un humo espeso y conmovedor. Es entonces más el humo -seco, menos rico- lo que destaca en nariz que la turba.

Este último se revela en boca, donde aparece casi resinoso y picante, con un toque de agua de mar y malta seca. Es la intensidad y la limpieza marina de este whisky de turba lo que caracteriza a los Taliskers y la turba utilizada Isle of Skye. Da paso a una dimensión más afrutada y delicada.

El final es tostado, muy largo, y reconcilia humo y turba en una nota ligeramente dulce.

Relación calidad precio

Por debajo de los 45 €, ningún otro whisky de turba ofrece una experiencia de sabor tan limpia e intensa. Por este precio, es necesariamente un whisky de 10 años, pero es la mejor manera de experimentar el whisky de turba en una forma característica y cualitativa.

Además, se sabe que los Taliskers ya son muy ricos cuando son jóvenes, no necesariamente vale la pena buscar botellas más antiguas, donde, por una vez, otras destilerías excepcionales revelan sus mejores botellas. .

Veredicto

El Talisker 10 Year Old es un whisky con turba que puede carecer de fuerza y ​​turba para los aficionados, pero por lo general ocupa un lugar destacado en su colección. Gracias a la limpieza de su perfil ya una turba distinta y rica, es una muy buena manera de descubrir el universo de este alcohol.


Talisker Skye, whisky escocés puro de malta, 700 ml
  • Talisker Skye es un whisky escocés puro de malta producido en la destilería más antigua de la isla de Skye, en Escocia, envejecido en barricas de roble americano ya usadas y tostadas
  • Galardonado con la medalla de Oro en la San Francisco World Spirits Competition
  • Óptimo regalo para los espíritus salvajes y aventureros que buscan una buena forma de comenzar a explorar los whiskies ahumados de la isla
  • Presenta un abanico de sabores en el que prevalece el dulce, con notas de cítricos frescos, de especias picantes y el toque marino y ahumado tradicional de Talisker
  • Disfruta de Talisker Skye solo o con una gota de agua; también es delicioso en un Whisky Sour

El Talisker Skye, un popular single de malta alta de la legendaria destilería escocesa, es en cierto modo más interesante que el clásico Talisker. Donde este último permite descubrir el whisky de turba gracias a su perfil equilibrado y característico, el Talisker Skye ya es un sesgo más franco, menos consensuado, y una primera exploración intrigante por un precio bastante asequible.

La destilería

La receta del Talisker Skye difiere de la del Talisker clásico. Si las maltas y los utilizados son similares, el método de envejecimiento es bastante diferente. El Talisker Skye envejece en barricas de roble americano mucho más tostadas, y se enriquece con una turba más ahumada y potente.

Otro vistazo a la receta original del Talisker de 10 años que, por lo tanto, puede resultar atractivo, especialmente si uno busca un perfil más definido, más turbio y más suave, que ofrece este whisky.

Nariz y sabor

En nariz, el Talisker Skye despliega efectivamente aromas más dulces, con notas pronunciadas de caramelo amargo y vainilla especiada, pero también de cereales. Ya detectamos la fuerte presencia de la miel, que equilibra acentos más amargos y marinos que recuerdan a los de Caol Ila. El humo sigue siendo muy discreto.

Es en boca que se revelará, bajo notas muy contrastantes de madera resinosa, manzana y frescura alimonada. El conjunto está poderosamente bañado en un sabor a miel oscura y espuma.

Finaliza con notas más secas, especiadas y ahumadas.

Relación calidad precio

Un poco más caro que el de 10 años, el Talisker Skye es un whisky de turba muy asequible con una excelente relación calidad-precio. Es bastante raro encontrar recetas originales, sencillas y equilibradas en este rango de precios, especialmente con una turba tan clara y poderosa que es la fuerza de un Talisker.

Veredicto

Si el Talisker Skye es un poco menos consensuado y más contrastado que los whiskies de turba que se pueden encontrar por debajo de los 50€, es una primera exploración que muy probablemente gustará, sobre todo a un aficionado que quiera ampliar sus horizontes sin adentrarse demasiado. botellas caras.


ARDBEG 10 AÑOS
  • El whisky escocés de malta de Islay definitivo en color dorado.
  • Una explosión de intensa fruta ahumada se escapa a la atmósfera-turba impregnada de limón y limón
  • Vainilla tostada y canela a fuego lento con avellana cálida y almendra
  • El acabado continúa y está ahumado con espresso tarry, almendras tostadas y rastros de cebada suave y pera fresca.

En un rango de precios similar, otra destilería excepcional se ha hecho un nombre entre los amantes del whisky de turba: Ardbeg. Significativamente más fuerte en turba que el Talisker, este whisky ofrece un perfil poderoso que, si no es necesariamente ideal para descubrir este universo gustativo, supera los límites sin dejar de ser muy equilibrado.

La destilería

Ardbeg es una de las últimas destilerías aún en funcionamiento en la isla de Islay, en la costa oeste de Escocia, que comparte con prestigiosas firmas como Lavavulin y Laphroaig.

La receta tradicional de Ardbeg, fue concebida en los edificios más antiguos de Islay, en Port-Ellen, y se ha mantenido casi sin cambios desde 1835. Desde 1997, la destilería especializada en whisky de turba está experimentando un renacimiento y ganando muchos de precio.

Este whisky de turba envejecido diez años también ha sido premiado varias veces, especialmente en 2008 cuando fue nombrado whisky del año, lo cual es raro en un whisky de turba.

Nariz y sabor

Primero notamos su magnífico color dorado oscuro. En nariz, despliega inmediatamente una turba rica e intensa, enriquecida con frutas confitadas y ralladura de limón.

En boca, la primera impresión es fresca y contrastante, con aspectos mentolados y de pimienta negra.
Al mismo tiempo, el humo intenso y la turba caramelizada le dan casi acentos de tocino o pescado ahumado.

La turba sigue desplegándose en las últimas notas, que se deslizan hacia las especias y el caramelo, o el café. En boca es extraordinariamente untuoso y largo, casi mantecoso.

Relación calidad precio

El Ardbeg es un clásico, y es claramente el mejor whisky de turba de 10 años en este rango de precios. Ofrecer, o descubrir el whisky de turba en una luz más potente y pronunciada que el Talisker, es una apuesta segura.

Veredicto

Este whisky Old Islay con turba sigue siendo tan barato, tan popular y tan equilibrado.


BRUICHLADDICH - Whisky Port Charlotte 10 Años, 50% Voluemn de Alcohol, 70 cl
  • SINGLE MALT WHISKEY: Este Whiskey forma parte de una gran variedad de whiskys elaborados por la casa PHD (Bruichladdich), de alta calidad y totalmente concebidos, destilados, embotellados y añejados en la isla de Isla de Islay
  • CEBADA ESCOCESA: Además este whisky tiene añejamiento de 10 años, está elaborado con cebada 100% escocesa y embotellado en la destilería Bruichladdich usando agua de manantial lo que le confiere su aroma y sabor característicos
  • NOTAS DE CATA: En nariz este Islay single malt whisky tiene aromas de humo de turba y bruma salada, frutos, canela y vainilla. En boca es complejo, frutos sutiles, vainilla y especias con retrogusto en el que se aprecia notas florales, ácidas y de nueces persistentes, con humo de turbas
  • SIN COLORANTES: Con un 50% de volumen de alcohol, este whisky no tiene ni conservantes ni colorantes añadidos, por lo que su sabor es mucho más puro y limpio
  • ACOMPAÑA TUS MEJORES VELADAS: Gracias a su composición esta exquisita bebida es ideal para degustarla sola, con hielo, o en la elaboración de cócteles

La nueva gama Port Charlotte marca otra tendencia de la legendaria destilería Bruichladdich para ampliar los límites del sabor del whisky con turba con un enfoque aventurero y científico. Entre las botellas, siempre muy cotizadas, que salen de esta destilería de la isla de Islay, la Port Charlotte de 10 años es sin duda la más clásica pero también la más equilibrada en este rango de precios.

La destilería

Port Charlotte es un whisky de turba de la isla de Islay; si se destila in situ, en cambio, no se madura allí –como hemos dicho, sólo tres destilerías siguen concentrando toda su producción en esta pequeña isla escocesa–.

Toda la innovación en la maduración del whisky de turba consiste, en Bruichladdich, en explorar diferentes barricas. Así, el Port Charlotte de 10 años tiene un viaje cuanto menos original: primero en barricas de whisky americano, luego en barricas de vino español. Un destino que recuerda al de Guillon por ejemplo, y que promete un perfil aromático muy sorprendente.

Si Bruichladdich es una destilería antigua y bien establecida -desde 1881- reconoce un revival muy interesante bajo el ímpetu de un joven equipo de exploradores del whisky de turba. ¡El Port Charlotte es un testimonio muy intrigante de esto!

Nariz y sabor

En nariz, esta originalidad salta a la cara con notas contrastantes de caramelo de mantequilla salada, chocolate negro, pero también notas más punzantes de piel de naranja quemada, con acentos muy marinos y salados con una presencia de algas difícil de pasar por alto.

En boca domina el roble, intenso, con notas marinas aún muy presentes bajo la turba. Pero el conjunto se suaviza rápidamente, con más crema y una frescura de uva blanca, en una textura todavía muy seca.

Es al final cuando se revelan más las notas ahumadas, con un final extremadamente delicado que bebe del frescor del jengibre.

Relación calidad precio

Lo que premiamos con esta botella es la búsqueda de una renovación y una evolución del saber hacer. Si este whisky de turba sigue siendo asequible, es un poco más caro que el promedio en los 10 años de edad.

Veredicto

Este whisky de turba proviene de una gama original y moderna, una nueva receta que marca la innovación en este sector. ¿La ventaja principal? Si un amante del whisky de turba no se sorprende al recibir un Lagavulin o un Laphroig, Port Charlotte es una buena manera de acompañar el descubrimiento de nuevos sabores sin correr demasiados riesgos. Por lo tanto, es un buen regalo para un conocedor.


Rebajas
Lagavulin 16 Whisky Escocés Single Malt, 700 ml
  • Whisky intenso y ahumado
  • Toque de dulzor rico y profundo
  • Elaborado 100 % con malta de cebada en una sola destilería
  • Con notas marinas
  • Ideal como regalo

Finalmente llegamos a Lagavulin, el insuperable favorito del whisky de turba. Es después de 16 años de maduración cuando despliega sus mejores aromas, aunque algunos conocedores prefieren el de 24 años, que es significativamente más caro. Este clásico de gama media/alta tiene la ventaja de ser potente, con carácter y muy consensuado. Pocos amantes del whisky de turba le dan la espalda a un Lagavulin. Es la mejor manera de descubrir un arquetipo de whisky de turba de alta gama y de complacer a un aficionado sin correr ningún riesgo.

La destilería

Lagavulin es otra destilería legendaria en Islay. La receta original de este excepcional whisky de turba se remonta a 1816, pero ahora sabemos que ya se producía clandestinamente en 1742, si no antes.

La destilería es un reconocido especialista en turba, cuya calidad y manejo están en el corazón del sabor inimitable de Lagavulin.

Su proceso de envejecimiento también es bastante clásico, ya que se somete a una doble maduración en barricas de jerez.
Por tanto, podemos esperar notas de frutos secos y la ligera sensación de acidez propia de los mejores vinos de Armagnac.

Nariz y sabor

En nariz, Lavagulin despliega té negro fermentado. Es un bouquet potente e intenso, muy concentrado, que incluye potente yodo, especias, jerez y vainilla. El primer contacto es asombroso.

En boca no pierde nada de su espesor y riqueza, lo que contrasta con la búsqueda en otros whiskies de turba -como Port Charlotte- de más ligereza y frescura. Aquí, abrimos con un poderoso sabor a jerez, equilibrado por notas más dulces y afrutadas, especialmente las de vainilla. Todo ello impregnado de una turba de increíble intensidad y limpieza, que refuerza la sequedad de la encina, presente en todo el conjunto.

El final es largo y especiado, con notas más ligeras de frutas confitadas como dátiles o higos, aún con esa presencia de vainilla tan característica, y una turba que se convierte lentamente en un humo claro.

La experiencia Lavagulin es de la vieja escuela, rica e intensa.

Relación calidad precio

Es cierto que este whisky de turba no es el más asequible, pero vale la pena el costo. Puede disfrutar del Lagavulin de 12 años si tiene un presupuesto más ajustado, pero debemos admitir que el de 16 años tiene una riqueza e intensidad de sabor que es difícil de igualar.

Es la mejor relación calidad-precio en esta categoría.

Veredicto

El Lagavulin de 16 años siempre es un placer, tanto para ofrecer como para descubrir por ti mismo lo que constituye lo mejor del whisky de turba.


The Yamazaki Distillers Reserve Single Malt Japanese Whisky, 43% - 700 ml
  • Color: amarillo dorado. Nariz: Expresiva, intensa, vainilla, miel, afrutada, notas de madera, canela y nuez moscada. Sabor: Suave, aterciopelado, vainilla, miel, coco, ligera dulzura, toques de madera y especias. Final: Dulzura duradera y afrutada.
  • Perfecto como un regalo

Hakushu Distiller’s Reserve es un whisky de turba original, un single malt japonés destilado y madurado al pie del monte Kaikoma, en la prefectura de Yamanashi. En un universo de sabor muy diferente al de los whiskies de turba escoceses, esta botella complacerá tanto a los amantes de los alcoholes japoneses como a aquellos que buscan las aproximaciones más originales al sabor a turba.

La destilería

La destilería Hakushu, que data de 1923, es muy interesante por haberse acercado a las técnicas del whisky de turba escocés dándoles un toque local. Era necesario inventar nuevos métodos, buscar terrenos para crear un nuevo polo de whisky de turba en Asia.

Para ello se necesitaba un experto, Keizo Saji, master blender de The Hakushu, quien desde hace varias décadas dirige la producción de esta reconocida destilería en Japón. El resultado es un whisky de turba muy original, que resultará más familiar a los aficionados empedernidos del whisky japonés, en el que reconocerán estas características propias de un alcohol de altura.

Nariz y sabor

Por la nariz, suponemos que este whisky de turba será diferente a lo que conocemos de los whiskies escoceses. Abre con potentes notas herbales, como hierba cortada, pino, menta y algo más afrutado como pepino o melón verde.

En boca, encontramos este mismo equilibrio fresco. Se encuentran las mismas notas, muy limpias y realzadas con elementos de cítricos, ralladura y menta dulce. La turba, por otro lado, es extremadamente discreta. Viaja entre la menta y los sabores más resinosos que acechan bajo la frescura.

Es en las últimas notas donde detectamos una delicada ola de humo, que se evapora rápidamente.

Relación calidad precio

La rareza se paga: Hakushu Distiller’s Reserve es uno de los raros whiskies japoneses con turba. Los aficionados reconocerán que el buen whisky japonés cuesta mucho más que las botellas escocesas o irlandesas; a fortiori cuando se trata de una producción original en pequeñas cantidades como esta.

Veredicto

Con esta botella, puedes sorprender a un amante del whisky de turba haciéndole descubrir sus acentos japoneses; a un amante del whisky japonés presentándole su turba sutil y muy consensuada. Es un giro interesante y, sobre todo, un whisky de turba excepcional que brilla por su delicadeza y equilibrio. Sin embargo, no es en casa donde la turba está más presente.


Rebajas
Bowmore 18 Años Single Malt Whisky Escoces, 43% - 700 ml
  • Bowmore 18 años es uno de los whisky de malta más perfectamente equilibrado entre los de su clase
  • Nariz: Ahumado y templado a la perfección con cremoso caramelo, chocolate y aromas frutos maduros.
  • Sabor: Espléndido e increíblemente complejo. Frutas y chocolate, equilibrado con ligeras notas de humo.
  • Acabado: Larga duración, bien equilibrado
  • Este whisky escocés premium es perfecto como un regalo

Bowmore es una destilería muy conocida, que a menudo se recomienda para descubrir el whisky de turba: porque, como Lagavulin, es un gran clásico, muy equilibrado, muy consensuado. Pero a diferencia de Lagavulin, su perfil aromático no está totalmente orientado a la turba, lo que la hace más accesible a un paladar no acostumbrado.

La destilería

La destilería Bowmore está ubicada en la isla de Islay, en el pueblo del mismo nombre a orillas del lago Indaal, en la costa oeste de la isla, por lo tanto, aún más expuesta a los vientos y los elementos.

Generalmente, los whiskies Bowmore son ligeramente turbados, pero demuestran una gran experiencia y muestran sabores potentes y muy característicos.

Nariz y sabor

La nariz es poderosa, dominada por la acidez. Detectamos frutas confitadas, y sabores más secos como madera mojada. El humo ya es potente y presente.

En boca, el Bowmore es inicialmente muy fuerte en alcohol.
Pero este whisky de turba rápidamente da paso a frutas, como ciruelas, un poco agrias y que tienden a ser cada vez más dulces. Aquí es donde detectamos notas de pasas y piel de uva blanca.

Es en el final que se despliega una turba negra, ligera y floral, casi primaveral, que termina con una delicada nota ahumada.

El perfil aromático de este whisky de turba enfatiza más el jerez y las barricas de vino en las que envejeció, mientras que la turba es discreta.
Más cercano en este aspecto a los whiskies escoceses del continente, su discreto aspecto turbio lo hará más consensuado para los curiosos que no estén seguros de gustarles este característico sabor.

Relación calidad precio

El nuevo single malt de 18 años de Bowmore es relativamente nuevo, solo se vende desde 2007, pero ya ha ganado muchos premios. Algunos incluso dicen que es el mejor whisky de turba Bowmore y que contribuye en gran medida al renacimiento de la destilería.

A pesar de todo, podemos señalar que su precio es un poco elevado en comparación con otros whiskies de turba también famosos en este rango de precios. Por este precio, Lagavulin ofrece una no menos prestigiosa de 24 años.

Veredicto

El Bowmore de 18 años es un whisky de turba delicado, consensuado y decididamente de gama alta en la originalidad y el equilibrio de su perfil. Podría enriquecer la colección de un amante del whisky que aprecia la turba con moderación, pero que definitivamente tiene una predilección por el whisky escocés en general.


Caol Ila Caol Ila 18 Years Old Islay Single Malt 43% Vol. 0,7l in Giftbox - 700 ml
  • Color: oro.
  • Nariz: fogata ahumada, agua jabonosa, lana húmeda, toques de aceites minerales, cera.
  • Sabor: Suave, ligeramente dulce, con toques de ácido, sal marina.
  • Acabado: Larga duración, ahumado, ligeramente ácido.
  • Es mejor disfrutarlo puro, en hielo o con una gota de agua para permitir que todos los aromas se desarrollen.

En la categoría de gama alta, hay otro whisky de turba imprescindible que, por una vez, se elabora en la isla de Islay. Muy equilibrado, ligeramente turbio, su perfil se orienta principalmente hacia la riqueza de la madera, lo que lo hace muy popular entre los aficionados que buscan este tipo de expresión en el whisky escocés.

La destilería

En este rango de precios, son muchos los whiskies de turba de Islay los que vemos, y entre las botellas y destilerías más prestigiosas. El Caol Ila se caracteriza por una forma de refinamiento, con una turba ligera, a menudo yodada sin ser tan salada y potente como la Talisker. Es un single malt de renombre y decididamente de gama alta.

Nariz y sabor

El Caol Ila, en nariz, es aromático y oscuro, con aspectos cremosos y vegetales. La madera sigue viva, con toques de corteza, musgo y hierba oscura.

En boca encontramos este aspecto vegetal y amaderado, ligeramente dulce.
Se bebe poco a poco de un roble potente, enriquecido con el sabor increíblemente limpio de la malta tostada que le otorga una textura muy aceitosa y aterciopelada. Una nube de humo acompaña el conjunto, sobre una turba muy discreta.

El final retoma esas notas de turba, con los acentos finales de hierbas aromáticas, madera y aceite de nuez.

Relación calidad precio

Este joven de 18 años es ciertamente un poco caro, pero es tanto la edad como el lugar de producción lo que paga. Un Islay tope de gama puede resultar mucho más caro que la media, y el precio se justifica un poco mejor que para el Bowmore, cuyo perfil es menos característico.

El Caol Ila es más turbio, más potente y más buscado.

Veredicto

En este rango de precios, Caol Ila es un whisky de turba imprescindible, un clásico. Es probablemente el mejor regalo para un amante del whisky de turba de Islay por alrededor de 100 €, ¡y también es una destilería menos conocida en España que probablemente lo sorprenderá!


Guía de compra: ¿cómo elegir un whisky de turba?

En el campo de los alcoholes de prestigio, como el whisky de turba, es difícil recomendar una botella en concreto, o designar una destilería como “la mejor” sin darte un papel que no tienes. Sin embargo, podemos levantar un poco la magia que rodea al whisky de turba y permitirle comprender mejor cómo elegirlo y qué influye en su sabor.

Turba

La turba es un compuesto orgánico parcialmente descompuesto que se encuentra bajo tierra. Es una combinación de humus y materia vegetal que se ha comprimido con el tiempo en una especie de arcilla espesa, pasando lentamente al estado de carbón.

La turba es un elemento característico del paisaje escocés, que se utilizó principalmente como combustible de calefacción lento y relativamente ineficiente. Su particularidad: al quemarse desprende un humo denso y muy aromático. Siendo Escocia uno de los primeros productores de whisky del mundo, la invención del whisky de turba era inevitable.

Tras humedecer la cebada para que germine -y así abra su semilla- se seca rápidamente para frenar su avance y retener la mayor cantidad de azúcar posible. En el caso del whisky de turba, la fuente de calor es un fuego de turba, cuyo humo denso y aromático será absorbido por la malta.

Intensidad de sabor a turba

La intensidad de la turba se puede medir en ppm o partículas por millón. Estos datos permiten medir con mayor o menor precisión los niveles de fenoles en la malta, estos compuestos químicos como el guayacol, que dan el sabor ahumado.

En el caso concreto de las destilerías de Islay, la Bowmore suele rondar las 25ppm -como decíamos, su turba es bastante dulce-. Pero Port Charlotte alcanza las 40 ppm, Lagavulin y Caol Ila 35 ppm, y algunas botellas que superan los límites del whisky de turba, como Octomore, ¡pueden superar las 50 ppm!

Si podemos dar algún consejo a los novatos que quieran descubrir este mundo del gusto: no le deis demasiada importancia a estas figuras y confiad en vuestro paladar. Demasiados factores intervienen en la elaboración del whisky de turba para reducirlo a esto.


Preguntas frecuentes: respondemos a sus preguntas sobre el whisky de turba

¿Qué hace un whisky turbado?

Se trata de la introducción de turba, un suelo rico en restos vegetales descompuestos, que se quema al secar la malta de cebada, que luego le da al whisky de turba su sabor característico.

¿Todavía se quema el barril de un whisky de turba?

El barril de algunos whiskies de turba se quema, pero esto no influye en el sabor. La madera carbonizada actúa como depurativo y facilita la oxigenación controlada de los aguardientes, pero contrariamente a lo que se pueda pensar, no es la barrica la que le da al whisky de turba su sabor ahumado.

¿Cuál es la diferencia entre la turba y el humo?

Dos sabores distintos coexisten en algunos whiskies de turba. Algunas son muy turbias y ligeramente ahumadas, otras al revés. La turba se caracteriza por un sabor más terroso, más vegetal que recuerda al carbón graso, aguanieve. Es un sabor que se asocia a texturas aceitosas.

Por otro lado, el humo es más seco y amaderado. En los mejores whiskies de turba, los dos sabores coexisten y responden entre sí.

¿Cuáles son las mejores destilerías de whisky de turba?

La gran mayoría de las destilerías de whisky de turba más prestigiosas se encuentran en las islas de la costa oeste de Escocia: Lagavulin, Caol Ila, Bowmore o Ardbeg están todas en la isla de Islay, una de las más conocidas por su turba de excepcional calidad y potencia. .

También podemos mencionar la isla de Jura, cuya destilería del mismo nombre produce un whisky de turba muy correcto.

Tradicionalmente, las destilerías productoras del mejor whisky de turba han contribuido, de una forma u otra, al desarrollo de las recetas originales hace 150 o 200 años, aunque hoy en día surgen recién llegados al mercado que se notan con enfoques menos tradicionales.

¿Son los whiskies de turba añejos los mejores?

El whisky es uno de los licores donde la edad contribuye en gran medida a la calidad. Pero ojo, estamos hablando del tiempo de barrica y no de la botella: no hay que poner demasiadas esperanzas en una botella muy vieja encontrada en casa de un familiar, el alcohol tiende por el contrario a volcarse en unas pocas décadas una vez fuera de su tonel.

Sin embargo, esto no es específico del whisky de turba.
Los sabores de turba tienden a permanecer relativamente fijos, y son los otros sabores los que se desarrollarán a medida que el whisky envejezca.

¿Todos los whiskies de turba son escoceses?

Si los primeros whiskies de turba se produjeron en Escocia, y continúan haciéndolo, hay algunas excepciones. Le Guillon, por ejemplo, es un (casi) whisky español de turba. El Hakushu se produce en Japón. ¡Y en Texas, algunas destilerías han logrado reproducir el sabor muy distintivo de la turba e incorporarlo en bourbons o whisky americano!

Deja un comentario