Remachadora: ¿qué modelo elegir?

La remachadora es la aliada de cualquier manitas que quiera realizar un trabajo de montaje de calidad. Una herramienta muy práctica que particulares y profesionales ahora pueden encontrar en todas partes.

Pero el mercado actualmente ofrece una variedad de modelos tan amplia que a veces es difícil navegar. MN presenta los principales criterios de selección para ayudarlo a encontrar el equipo que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Qué es una remachadora?

Una remachadora, o pinzas para remaches, es una herramienta de bricolaje que se utiliza para fijar de forma permanente uniones de piezas de metal, plástico o tela mediante remaches.

Con forma de pinza, consta de dos brazos, uno fijo y otro móvil, así como un cabezal receptor de mandriles o boquillas. Sin embargo, existen diferentes tipos de alicates para remachar que van desde remachadoras manuales hasta modelos eléctricos, pasando por versiones neumáticas e hidráulicas.

remachadora roja

¿Cuáles son las mejores remachadoras?

La mejor relación calidad-precio: KS Tools – Alicates para remaches estándar

¿Está buscando alicates para remachar con una buena relación precio-rendimiento? Esta herramienta le permitirá realizar sus trabajos de montaje en las mejores condiciones. Además de que puede recibir remaches de diferentes diámetros, este modelo profesional también se caracteriza por sus cómodas asas de goma que integran un cargador y una llave.

El mejor modelo económico: METAKOO – Remachadora de una mano

Esta económica remachadora manual hará las delicias de todos los entusiastas del bricolaje. Se adapta a varios tipos y tamaños de remaches para una variedad de usos. Es una herramienta de calidad resistente a los golpes y la corrosión gracias a su diseño en aleación de aluminio y acero de alto carbono. Además, tiene manijas curvas para un agarre cómodo.

El mejor modelo de gama alta: Silverline – Remachadoras

Este modelo sin duda te satisfará si buscas una remachadora manual para tus trabajos de montaje. Esta herramienta fabricada en acero al carbono no solo es resistente, sino también muy manejable debido a su ligereza y cómodos mangos. También vale la pena señalar que este alicate tiene muchas puntas de remache para una mayor variedad de uso.

Tras realizar una treintena de pruebas en productos de las principales marcas, hemos seleccionado para ti las 5 mejores remachadoras que se adaptan a tus necesidades.

No se pudo mostrar la tabla.

¿Cómo elegir una remachadora?

Según su tipo

remachadora amarillaEste es el primer criterio que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu remachadora, pues debes saber que este tipo de herramienta viene en diferentes modelos. Todo dependerá de tu campo y del tipo de trabajo que quieras realizar.

En primer lugar, las remachadoras manuales o universales son adecuadas para remaches de pequeño diámetro y por tanto para pequeños montajes. El modelo eléctrico portátil es ideal para operaciones repetidas. En cuanto a las otras herramientas de colocación de remaches, como la remachadora de acordeón, la versión de palanca o el modelo neumático, están destinadas principalmente a remaches de gran diámetro y uso intensivo en la obra.

Según su adaptabilidad

remachadora verdeEste punto es fundamental porque determinará la versatilidad de tu remachadora de taller. Sería una pena invertir en una herramienta que solo es apta para un uso específico.

Al optar por unos alicates equipados con un adaptador que puede acomodar diferentes tipos de remaches, podrá realizar todo tipo de trabajos. Sin embargo, debes conocer todas las formas y tamaños de remaches que existen con su uso. Los remaches dobles están destinados, por ejemplo, a la tela o al cuero, mientras que los remaches pop de gran diámetro son más adecuados para los metales. También hay que tener en cuenta los materiales de remaches que acepta la herramienta, ya que estos pueden ser de aluminio, acero o acero inoxidable y se eligen en función de las piezas a montar.

Según su materia

remachadora negraUna buena remachadora es una herramienta robusta y duradera que nos puede servir durante muchos años. Por ello, le recomendamos que compruebe el tipo de material con el que ha sido diseñado el equipo.

Algunos modelos de gama baja pueden fallar en cualquier momento y causar lesiones. Sepa que las mejores remachadoras de banco de la actualidad están fabricadas con acero con alto contenido de carbono. Además de resistir golpes, este tipo de herramientas no son susceptibles a la corrosión.

Según su ergonomía y accesorios

remachadora compactaEsta es una característica que tampoco debes descuidar. Es fundamental que la remachadora sea ergonómica para que puedas trabajar en las mejores condiciones posibles y conseguir remaches de calidad.

Los alicates remachadores manuales con cabeza giratoria son, por ejemplo, muy prácticos para colocar remaches en lugares de difícil acceso. Considere también la maniobrabilidad de la herramienta. Debe estar equipado con asas que proporcionen un buen confort y un buen agarre.

Finalmente, sería más inteligente recurrir a unos alicates que se suministran con una llave para montar las puntas y varios remaches.

¿Por qué elegir una remachadora?

Una herramienta de montaje ultraeficiente

Remachadora de servicio pesadoImprescindible en diferentes campos, ya sea en carpintería metálica o en bricolaje, la remachadora eléctrica o manual es la única herramienta que permite fusionar chapas de cualquier tipo con un remache.

Una alternativa a la soldadura que ofrece la posibilidad de fijar paneles sin tener acceso a la parte trasera de estos.

Un sistema muy eficaz y ultrarrápido que consiste en prensar un manguito metálico para fijar la unión de dos piezas de forma sólida y permanente. Una vez realizado el remachado, el montaje ya no correrá el riesgo de desarmarse.

Equipo muy fácil de usar.

Cualquiera puede usar una herramienta de remachado siempre que siga ciertas reglas de seguridad. Es un equipo simple, cuyo uso no requiere ningún conocimiento especial. Basta con colocar la punta que corresponda al diámetro de la varilla en la cabeza de los alicates antes de colocar el remache. Introducir este último a través de los 2 materiales a ensamblar utilizando el orificio previamente perforado. Todo lo que queda es apretar los alicates hasta que se rompa la varilla del remache.

usar remachadora

Equipos aptos para todos los presupuestos

En comparación con algunas herramientas de bricolaje, los alicates para remaches son más que asequibles. No tienes que gastar tanto para conseguir un modelo de muy buena calidad. De hecho, en tiendas especializadas y en Internet, los fabricantes ofrecen equipos de alta gama por solo diez euros. Incluso puedes encontrarlos por menos de 10 euros en algunos sitios de venta online como Amazon.

¿Qué remachadora eléctrica elegir?

Descubra nuestro TOP4 de los remachadores más vendidos en la web, especialmente apreciados por su rendimiento y practicidad.

Enegitech Remachadora eléctrica 18 V…
promoción

Remachadora eléctrica Alldo Adapter Riveter…
Pistola remachadora para taladro inalámbrico…
Remachadora Eléctrica RYUNQ 21V, Remachadora…

¿Cómo funciona una remachadora eléctrica?

Una remachadora eléctrica es una herramienta muy práctica que permite remachar dos piezas de forma sencilla y rápida. Alimentado por red o batería, tiene la forma de un taladro eléctrico portátil con un sistema de pinzas intercambiables en lugar del mandril. Consta de un mango ergonómico y un cabezal que aloja los remaches. Para remachar, simplemente apriete el gatillo hasta que se rompa el vástago del remache.

Remachador

¿Cómo funciona una remachadora eléctrica?

Una remachadora manual funciona de la misma manera que una remachadora manual. El principio es presionar un remache, manguitos de metal de dos piezas, para ensamblar permanentemente. Eso sí, habrá que taladrar previamente las dos partes para poder introducir un remache adaptado a su grosor. Solo queda introducir el remache en el orificio y poner en funcionamiento el dispositivo. Luego, el remache aplastará la parte posterior de las placas para sujetar firmemente el conjunto.

Remachadora manual o eléctrica: ¿cuál elegir?

Por un lado, la remachadora manual tiene la ventaja de no necesitar una fuente de alimentación para funcionar y de adaptarse a todos los tamaños de piezas. Una herramienta simple y autónoma que se puede utilizar en todas partes. También es un equipo económico que no requiere una gran inversión. Sin embargo, el modelo eléctrico ofrece una instalación más rápida y sencilla con un mínimo esfuerzo. Muy manejable, permite colocar remaches a gran velocidad.

Última actualización super8distribucion.es el 28 de marzo de 2022

Deja un comentario